Portada del sitio > BLOGS Y DIARIOS > La camiseta del cambio
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

La camiseta del cambio

Nepomuk



Hoy mi compañero, el de las mechas rubias y la madre con relojes pastorales, ha aparecido con una camiseta de brilli-brilli con purpurinas y churiburris, imposible hasta para mí. No he podido mirarla más a fondo porque le tengo sentado a la espalda y cada vez que me giro me ve reflejado en su mac, pero por lo poco que he visto, un simple cachito de esa camiseta ondeando al viento, hubiera podido convertir el faro de Alejandría en el culo de un gusiluz.

Y yo ya dije que era cuestión de tiempo que el jefe me llamara al despacho. Dos nanosegundos ha tardado. "Dile al chico nuevo que no debe venir a trabajar con ropa tan llamativa." Ahí me hubiera gustado decirle "Díselo tú que para eso eres jefe, con cometido de jefe y sueldo de jefe" pero hoy me había levantado pacifista y Lebowsky, y me he limitado simplemente a decir que no. Que gracias, pero que yo para dar consejos sobre ropa... No. Entonces me ha mirado con asquito y ha dicho " No eres un buen ejemplo, Serlik. En esto llevas una parte de responsabilidad." Y me lo ha dicho señalándome con su dedito de acusar. Porque mi jefe tiene dos dedos importantes entre sus manos de no hacer nada. El de acusar y el de he-dicho-ahora. Y por desgracia, los dos me los conozco ya requetebien. Pero no importa porque yo estaba pacifista y Lebowsky y como que igualmente podría haberme señalado con el cipotillo y me habría importado exactamente lo mismo (o sea, nada).

Cuando he vuelto a sentarme, mi compañero raro con camiseta brilli-brilli me estaba mirando de hito en hito con carita de conejo presuicida. "Ha dicho algo sobre mí ¿no?" "Sí, que le encanta tu camiseta." "Mierda... lo sabía. Es muy hortera ¿no?" "Nooooo... Le flipas. Y a mí. De hecho, tengo ganas de tener una igual." "¿De verdad?" "Por supuesto. Estás genial." "¡Ah, pues la compré este viernes en mi barrio, si quieres te pillo una igual!" "¡Claro, ME ENCANTARÍA!" "¡Mañana te la traigo!" "¡QUÉ BIEN!"

Ser pacifista y Lebowsky nunca debería estar reñido con tocar las pelotas de la gerencia. Toma nota de eso porque es importante.

Ver en línea : http://nepomundos.blogspot.com/2015...

Este artículo tiene © del autor.

4

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 12

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3371271 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 534 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0