Portada del sitio > APUNTES DE LINGÚÍSTICA > La metáfora mal entendida
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

La metáfora mal entendida

valcazar@fundeu.es



Llamamos «metáfora» a un recurso del lenguaje mediante el cual vaciamos una expresión de su significado común para dotarla de un sentido abstracto, figurado. Por ejemplo, si decimos «tiene la boca de fresa» sabemos de inmediato que esas palabras no pueden implicar un significado literal, pues la boca es de carne y no de frutos del bosque. Al oír esa expresión, advertimos en cuestión de milisegundos la incongruencia del significado, y buscamos enseguida el sentido imaginario para conectar los valores de la fresa con la imagen de la boca. Así funcionan por lo general las metáforas.

Hemos escuchado hace poco: «El esfuerzo del Atlético ganó el partido». Estamos ante otra metáfora, pues el esfuerzo solo no gana nada. Ahora bien, ayuda a que se marquen los goles necesarios. Y al expresar la idea así, silenciamos unas cuantas palabras para concentrar el mensaje y lograr un énfasis que el enunciado plano no ofrecía; del mismo modo que no decimos «tiene una boca cuya textura imagino igual a la de una fresa» sino «tiene una boca de fresa».

[…]

Leer más en elpais.com

Ver en línea : http://www.fundeu.es/noticia/la-met...

Este artículo tiene © del autor.

54

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 6

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3369789 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 556 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0