Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > REFLEXIONES
{id_article} Imprimir este artculo Enviar este artculo a un amigo

REFLEXIONES

3 - ESCÁNDALO RUBIALES

César Rubio Aracil

España



Ante el evidente desorden mediático y la actitud social en torno al incidente causado por Luis Manuel Rubiales, cabe esperar lo peor del conflicto futbolístico creado. Lo peor, decimos, porque el embrollo suscitado trasciende el ámbito deportivo para adentrarse en los confines de la desmesura, con seria afectación al prestigio nacional. Un beso en los labios a una mujer, por espontáneo que sea y motivado por cualquier causa de orden festivo, es susceptible de correctivo penal, a menos que se pueda demostrar el consentimiento femenino. No es admisible, por tanto, excusa o pretexto alguno con fines defensivos. Menos aún tratándose de un cargo de alta responsabilidad deportiva. No obstante, se debe partir del hecho en sí, sin añadiduras de ninguna clase, en evitación de los excesos hoy lamentablemente registrados. Si Rubiales debe dimitir de su cargo es materia derivada de cuestiones legales, normativas y demás conclusiones jurídicas. Conociéndose de antemano cuál habría de ser la respuesta ciudadana al problema generado, en lugar de esforzarse por silenciar o, cuanto menos, revestir de cautela ciertas explicaciones, los mass media han optado por ser lo que son: negociantes de la información, aun a expensas del lógico desequilibrio civco en cuestiones sentimentales. Como consecuencia de lo expresado en estas líneas, vaya por delante la triste actitud de la madre del afectado: encierro en una iglesia y huelga de hambre en respuesta, según criterio de la señora, a la injusticia cometida contra su hijo. El problema no concluye en este punto. Hay mucho más, pendiente de litigio. Denuncia gubernamental, imputaciones políticas, asambleas federativas de urgencia, acusaciones de particulares y otras gaitas… ¿Para qué? ¿Para sentenciar a un alto dirigente deportivo, ya prácticamente indefenso? Pese a tanto desmán, ¿qué voces pacificadoras intervienen en el trance? Sí, en cambio, se advierte alguna hipócrita intervención en contra de Rubiales, antes aplaudido y con posterioridad inmediata censurado. ¿Y cuántos, entre los querellantes, están dispuestos a admitir que actúan por venganza? Son situaciones normales tratándose de una sociedad enferma, dispuesta al arrebato pasional.

No he de ser yo quien defienda al señor Rubiales, quien en calidad de presidente federativo debería haberse comportado con mucha más inteligencia y mesura que las desplegadas en su actuación. Conociéndose el grado de sensibilidad actual del feminismo y el avaro deseo político por acumular los votos de las damas, ¿a quién, sino a un inconsecuente galán se le puede ocurrir cometer semejante desliz?

Que cada persona juzgue como considere justo esta lamentable situación; pero que también estime el enorme daño causado al equipo de fútbol femenino español, ganador de un campeonato mundial, como asimismo a nuestra sociedad en general y a España de manera particular. Si por un beso robado públicamente a una muchacha se ha montado tantísima bulla, no quiero pensar lo que pudiese haber ocurrido si los mass medias hubiesen denunciado, ¡pero a fondo! a quien yo sé, hoy cómodamente instalado en las altas cumbres de la ignominia. En cambio, el señor Rubiales solo era un alto cargo federativo del fútbol español.

Este artculo tiene del autor.

46

   © 2003- 2023 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrtico y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artculos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0