Portada del sitio > LITERATURA > Relatos > EL PORTATOLDOS
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

EL PORTATOLDOS

Adrián N. Escudero



Al Compromiso: ¡A vinos nuevos, odres nuevos! (Mt. 9,14-17).

En especial, a Alfredo Di Bernardo, militante de verdades...

Sucedió hace unos días.

Venía de formalizar una gestión para la oficina pública donde trabajaba, cuando aquello llegó.

Con la mente difuminada en la exégesis de sus (habituales) pensamientos (místicos) quijotescos (cada vez más obsesivos, hasta un cierto grado de paranoia leve si se quiere, pensarían ellos), estaba parado –o creyó estarlo- en esa esquina céntrica, revisando papeles de trabajo mientras oraba (sí, claro, oraba) mecánicamente, cuando aquello llegó.

Y lo golpeó.

Tal vez una alucinación de ese mediodía mesopotámico argentino (santafesino, quiero decir), enfermo de calor y de gentes nerviosas que flotaban como nubes eléctricas de sudor, maquinando ansiosas tormentas de negocios con destino de frustración, o, simplemente, apresurando el paso en busca de un ambiente hogareño acogedor, donde hacer realidad la promesa de saciedad asegurada por un energizante jugo de fruto estrujado (exprimido), o entonada por el rojo elixir de un vino tinto fresco (más bien helado y embriagador), que les madurara cansinamente la resignada expectación de las últimas malas noticias radiales por escuchar (la de las 13:00 horas, por supuesto) –porque las buenas, las buenas noticias siempre se archivan en las oficinas de la Redacción-, y rodeados (algunos de ellos, de esas gentes, al menos) por la atrevida locuacidad de sus hijos todavía en vacaciones, disputándoles sin querer a ellos (a algunos de ellos, de esas gentes, al menos) sus más íntimos espacios de atención frente al egoísta, necesario y ácido comentario de otra sufrida jornada laboral, sólo morigerada por la atenta cocina de ellas (para ellos, para esas gentes, al menos) con sus ensaladas y hamburguesas Mac Donald al paso (todo un lujo, porque algo es algo, carajo, y es que el juguete pone contento a los chicos, y muchos de ellos todavía -en el fondo- lo son), carne embutida con papas fritadas en aceite viejo, o microondeadas al seco, y servidas en una ruda mesa sin mantel, a todo vapor (porque no hay tiempo, ¿no hay?, no hay tiempo que perder, no hay…)…

Es que son tiempos difíciles. Como siempre y, para ellos, más aún; esas gentes nerviosas, flotantes y rumiadoras, apresuradas y ansiosas, insatisfechas y casi (casi) resentidas, como él... (No, como él no, se dijo).

Hasta que llegó.

Llegó y lo golpeó. Eso sí, brutalmente, lo golpeó.

Vino volando y agitándose quién sabe desde qué manos invisibles desenredadas por el karma siniestro del Urbano Caos Municipal, y lo golpeó con dureza ahuecándole la frente en todo el diámetro de su tubo blandido y amenazante...

“Un portatoldos, carajo (volvió a repetir como exabrupto probado y gustado). ¡Un portatoldos! Común y corriente. ¿Pero cómo no lo ví?”. Y el ruido feroz de los automóviles, se acalló por un instante en su mente embotada por el dolor...

Y fue entonces cuando el portatoldos erecto, con aquella sangre distraída goteándolo como una baba sanguinolenta por su boca de hierro macizo, no dejó que reaccionara; y, en seguida del golpe, con igual contundencia y el eco de una voz ronca reflejada en la vitrina del negocio de ropas custodiado de la húmeda torridez del ambiente, le espetó sin vueltas que dejara de ser rebelde y de protestar contra cualquier cosa y de luchar contra todo el mundo y de pelearse con el mundo. ¿Qué? Que era un reverendo cabeza dura y que golpes como ese iba a recibir de aquí en más todos los días si no cesaba con su ingenua prédica en favor de la Verdad, la Rectitud, el Compromiso y la Honestidad, y en contra de la mentira, lo indebido, la mezquindad y el oportunismo de los que viven -a causa de su mediocre existencia inimputable (a veces, y sólo a veces)-, usando como trapo sucio a los demás… Eso, entre otras cosas que el Portatoldos juzgaba fuera de moda o de una lógica trasnochada propia de un perfeccionista (idiota) -como él-, de un nimbado moralista e insano intelectual -como él-, perdido en la extravagancia revolucionaria e ignorado de plano por el exitismo concupiscente de un orbe impío y mercantilista... Sí, que Dios, y la Justicia, y la Solidaridad, y la Paz, y la Responsabilidad y la Responsabilidad; sí, y la Reponsabilidad, la Responsabilidad, la Responsabilidad... Y que la Fe, y la Esperanza, y la Caridad, y que... ahora, ahora (no después, no mañana, no nunca) era la Hora Que Había Sido Anunciada, el momento de comenzar a edificar la Nueva Sociedad...

¡Que a vino nuevo, odres nuevos!, se escuchó gritarle, de pronto, a la desafiante mirada de aquellos rostros de gente estupefacta (de aquella gente, al menos), que por allí pasaba, y que le perforara otra vez, a pura indiferencia nomás, su cabeza partida, como desorbitada... Henchidos como sapos barrosos y plenificados en la inconsciencia de sus pecados capitales, fueron como una turba ciega que no pudo o supo verlo arrojado impunemente al piso, sin prestarle la más mínima atención…

Después, no sabe qué pasó.

Pero algo debe haber pasado. “Primero”, porque los que criticaban su conducta (demasiado) idealista y poco práctica, al verlo tan cambiado y parecido a ellos, se desorientaron.

No podían criticarlo más. ¡No podrían criticarlo más! Y lo que es peor, es decir, “Segundo”, ahora, ahora le pedían -¡por favor!- que no exagerara, que en realidad eran ellos los que se habían ensañado con él, que en verdad era un buen tipo y que no pasaba nada, que por favor -¡por favor!- volviera a ser como antes, que no se fuera al otro extremo, que personas como él eran necesarias para la humanidad, que etcétera, etcétera, y etcétera...

Pero no puede. Roto el encanto, por el hueco de su cabeza deben habérsele ido todos los ideales de nobleza y perfección. Su alma; eso. Y ahora es -¡por fin!-, íntegramente de este mundo, de este maravilloso, inaudito, impío y mercantilista orbe planetario: y sólo de carne y hueso. Tan sólo de carne y hueso. Como la de ellos. Tan de carne y huesos como la de aquellas gentes (como la de ellos), que seguirían nerviosas, flotantes y rumiadoras, apresuradas y ansiosas, insatisfechas y resentidas, ahora, ahora también como él...

Por eso se ha permitido advertirles a sus amigos, que dejen de pensar sobre él como lo hacían hasta ahora. Ahora, que no traten de hacerle sentir y actuar como antes...

No sea que el Portatoldos se enfade con ellos ahora, y venga, y los golpee y, al revés de su caso, por el hueco de sus cabezas aturdidas penetre y se estacione (enroscado en la dura cerviz que los corona) el nimbo de la Santidad.

Sería terrible.-

Santa Fe (Argentina), 1984. Texto ajustado: 13-03-2006. Publicado en la “Gaceta Literaria de Santa Fe (Argentina)”, Nº 30 – Mayo de 1984. Su versión original integró la primera edición del presente Libro “Breve Sinfonía y otros cuentos”- Colección de Realismo Mágico (Ediciones Colmegna S.A. – Santa Fe, Argentina), Marzo de 1990, págs. 63/64

.-

P.-S.

DATOS DEL AUTOR

ADRIAN N. ESCUDERO. Breviario curricular: Nació el 12 de enero de 1951 en Santa Fe CP: 3000 - (Argentina). Es Contador Público Nacional (1975) y Magister en Dirección de Empresas (CT - 1998). Domicilio (La Botica del Autor): Obispo Gelabert 3073 – Te.: (0342) 455-4811 – E-mails: adrianesc@hotmail.com y adrianesc@fibertel.com.ar

Autor de los libros de cuentos editados: DOCTOR DE MUNDOS I (EL SILLÓN DE LOS SUEÑOS) – Colección de Ficción Conjetural y Metafísica. (Ed. Vinciguerra. Bs. As., enero de 2000 - Su versión original de 1980, obtuvo en 1982 el Premio Bienal 1980/1981 de la Asociación Santafesina de Escritores - ASDE); BREVE SINFONÍA Y OTROS CUENTOS – Colección de Realismo Mágico (Ed. Colmegna. Sta. Fe, 1990), galardonado con el Premio Bienal 1986/87 de la ASDE; y LOS ULTIMOS DIAS – Colección de Ficción Conjetural y Metafísica (Ed. Colmegna. Sta. Fe, 1977), ganador en 1978 del Premio Bienal 1976/77 de la ASDE y del IIº Premio Provincial Concurso “Alcides Greca” (Subsecretaría de Cultura Provincia de Santa Fe), y, en 1979, del Primer Premio de la Fundación “ARCIEN – Santa Fe”.

Asimismo, autor de los libros de cuentos inéditos: DOCTOR DE MUNDOS II (VISIONES EXTRAÑAS) – Colección de Ficción Conjetural y Metafísica (Depósito en custodia en la Dirección Nacional de Derecho de Autor: DNDA – Ministerio de Justicia y Culto de la Nación Argentina: MJyCNA – Expte. Nº 290681 – F. Nº 71429 – 17/11/03. Santa Fe, 2003/2005); NOSTALGIAS DEL FUTURO (O Parábolas Cardinales del Espacio-Tiempo) – Colección de Ficción Conjetural y Metafísica (Depósito en custodia en la DNDA - MJyCNA – Expte. Nº 345649 - F. Nº 84271 – 23/08/04. Santa Fe, 2004/2005).-

En desarrollo: DOCTOR DE MUNDOS III (LOS ESPACIALES) – Colección de Ficción Conjetural y Metafísica (2004/2007); “EL EMPERADOR HA MUERTO” y Otros Cuentos” – Colección de Realismo Mágico (2005/2007); “MUNDOS PARALELOS y Otros Cuentos” – Colección de Realismo Mágico (2005-2007); “DESDE EL UMBRAL – Terrores Cotidianos y de los otros” – Colección del Horror (2005-20067). Todo sobre relatos inscriptos o en trámite por ante el registro en la Dirección Nacional del Derecho de Autor (Ministerio de Justicia y Culto de la Nación). Asimismo, EL REINO DE LOS SUEÑOS – Colección de Crónicas Oníricas. La Botica del Autor (Santa Fe - Argentina). Primavera 2005/2007; “APOCALIPSIS BANG y Otros Cuentos para un Semáforo” – Colección de Microrrelatos. La Botica del Autor (Santa Fe - Argentina). Febrero 2007; y “ATILA y Otros Cuentos de Abecedario” – Colección de Realismo Histórico. La Botica del Autor (Santa Fe - Argentina). Marzo 2007.-

Su producción literaria participa asimismo de antologías como NUEVA NARRATIVA – AUTORES ARGENTINOS (Ed. Pegaso – Rosario, Provincia de Santa Fe, 1987), MESA DE CUENTISTAS SANTAFESINOS (ASDE y Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Santa Fe, Santa Fe 1996), y CUENTISTAS ARGENTINOS DE FIN DE SIGLO (Tomo III – Editorial Vinciguerra S.R.L., Buenos Aires 1999); y “EL EMPERADOR HA MUERTO” (Tríptico de lo Mágico Cotidiano)” – Colección de La Abadía – Volumen 10 (Asociación Cultural “Teatro de la Abadía”) – Ediciones Ciudad Gótica Rosario (Santa Fe, Argentina), Marzo 2006); “TEOFANÍAS y otros relatos” – Colección 30º Aniversario SADE-Santa Fe (Argentina), entre otras.

Galardonado en múltiples certámenes locales, regionales, nacionales e internacionales (cfr.: referencias literarias libros citados), es autor de prólogos y presentaciones de libros, así como de artículos de reflexión cultural. Su obra integra numerosos volúmenes y suplementos literarios de diarios y revistas culturales impresas: Diarios “El Litoral” y “La Provincia”, de Santa Fe, y “La Opinión”, de Rafaela (Provincia de Santa Fe) y “El Litoral”, de Corrientes; Revistas TIERRAS PLANAS de Ceres (Provincia de Santa Fe); BANCO CLUB, ROTARY CLUB SANTA FE, PLEAMAR, GACETA LITERARIA, VOCES y TRAZAS (UNIVERSIDAD CATOLICA DE SANTA FE), de Santa Fe (Argentina); MILENIUM y NUEVOMUNDO (Ia. Y IIa. Etapa), de Buenos Aires (Argentina); y ACALAN (UNIVERSIDAD DEL CARMEN - Estado de Campeche (México).

 Es además, actualmente, Usuario-Colaborador de los Magazins Virtuales: SUPLEMENTO “LA PALABRA” (Edición on line del Diario “La Opinión” de Rafaela (Provincia de Santa Fe, Argentina); MUNDO CULTURAL HISPANO (Alicante, España); AMIGOS DE LAS ARTES (Buenos Aires – Argentina); GRUPO ASBA (Concursos y Encuentros Literarios) – (Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires – Argentina); ÑUSLETER (Argentina), ARGENTINA UNIVERSAL (MAGAZIN ON – LINE 2002) – (Washington DC, USA), AVE VIAJERA (GRUTA VIRTUAL LATINOAMERICANA) – (Bogotá – Colombia), FANTASYMUNDO.COM (España), GACETA LITERARIA VIRTUAL (Santa Fe - Argentina), ISLA NEGRA. ZOOMBLOG. COM – Casa de Poesía y Literatura (Italia), ALMIAR/MARGEN CERO – Revista bimestral de Cultura (España) y CHILANGOS PATÉTICOS Y OTROS EXILIOS – Guadalajara (México).-

Fue también Usuario-Colaborador de los Magazins virtuales: LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS (Movimiento del Encuentro) – Ceres (Provincia de Santa Fe, Argentina), desde Julio 2004 hasta su cese oficial en Julio 2006; y de LALUPE.COM – LITERATURAS VANGUARDISTAS (Círculo Internacional de Literatura Vanguardista y Postmoderna) (México – 1ª. Etapa: Desde Setiembre 2005 hasta Julio 2006); 2ª. Etapa: Desde Agosto 2006 hasta Mayo 2007).-

Jurado de concursos literarios, su labor creativa se destaca biográficamente en la NUEVA ENCICLOPEDIA DE LA PROVINCIA DE SANTA FE (Tomo I. Ed. Sudamérica. Sta. Fe, 1992), así como en el BREVE DICCIONARIO DE AUTORES ARGENTINOS (Ed. Atril. Bs. As., 1999); y en las Selecciones Biográficas NARRADORES SANTAFESINOS (Ed. Tauro. Sta. Fe, 1994) y UN SIGLO DE LITERATURA SANTAFESINA (Ed. Culturales Santafesinas, 1999); también, en la COLECCIÓN DIARIO “EL LITORAL” (Santa Fe): “Los que hicieron Santa Fe”, cap. 34 – La Creación Literaria (2005).

Miembro activo de la ASOCIACION SANTAFESINA DE ESCRITORES (A.S.D.E.) desde 1978; de la ASOCIACION CULTURAL “El Puente” (Santa Fe) desde febrero del 2004; de la SOCIEDAD ARGENTINA DE ESCRITORES (Filial Santa Fe), desde octubre de 2004 y socio adherente del INSTITUTO DE CULTURA HISPÁNICA DE SANTA FE (Argentina), desde octubre de 2006.

SANTA FE (Argentina), JULIO 2007.-

Este artículo tiene © del autor.

265

Comentar este artículo

   © 2003- 2020 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visiteurs connectés : 4

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3853112 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 264 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0