Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > EL IDIOMA ESPAÑOL
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

EL IDIOMA ESPAÑOL

Camilo Valverde Mudarra

España



Signo mayor de nuestra condición hispana

La lengua española, -declarada oficial en la Constitución (art. 3) todos «tienen el deber de conocerla y el derecho de usarla»-, con más de cuatrocientos millones de hispanohablantes, cifra impresionante, ocupa una posición de privilegio en el concierto de la comunicación verbal, ese don que nos da conciencia de lo que somos y de lo que representa nuestra historia.

Voces pensantes y eruditas, como la del ínclito poeta mexicano Octavio Paz, hablan del español como el signo mayor de nuestra condición hispana. O la de Julián Marías, prolijo y conocedor del idioma, que dejó escrito: «El español es ahora la lengua de España –con perdón de los que tienen vocación de «aldeanismo»– y de la mayor parte de América». O Camilo J. Cela, que, anticipando la trifurca que ahora se desata en este batiburrillo de vecindad mal avenida, se quejaba de que «nuestra lengua común, el español, ha venido siendo ignorada, cuando no zaherida, oficial y administrativamente en no pocos países…» (se refería entonces a Filipinas y Guinea, qué no diría en los tiempos que corren).
España ha de difundir nuestra lengua y cultura, una de las más relevantes del mundo; el español lo es, sin duda, y no se debe sólo al número, otros idiomas poseen más hablantes, pero no llegan a ser idiomas internacionales, sino a la confianza que genera y ofrece, más allá de sus capacidades expresivas, como medio de producción y transmisión de conocimientos. La cifra obliga a pensar que, muy posiblemente, en su territorio, puedan moverse, desarrollarse, multiplicase otras lenguas que con idéntica capacidad expresiva, no han alcanzado la situación de internacionalidad de la española, cuya problemática puede crear tensiones con las otras lenguas de España.

El castellano se desenvuelve en relación próxima, complementaria y a veces conflictiva con el catalán, el gallego y el euskera. Pero, en los países americanos, también se encuentra en similar situación junto y frente al aimará, al quechua, al guaraní y otras lenguas. Y más allá de los aspectos políticos, no olvidemos que el español entra en conflicto con el inglés en Gibraltar y con distintas lenguas centroafricanas en Guinea Ecuatorial. Por no hablar de la curiosa situación del español en el norte de Marruecos, hasta hace poco en estado residual y hoy curiosamente recrecida en las plumas y páginas de escritores marroquíes que lo utilizan para su obra de creación. Porque nuestro idioma en consonancia con aquella célebre y académica máxima de “limpia, brilla y da esplendor”.

Al hablar de conflicto lingüístico, no pensamos en enfrentamiento violento, sino en entrecruzamiento de lenguas y de creación, de hablas intermedias a la manera del yopará paraguayo. Cuatrocientos millones de hablantes, sí, pero, posiblemente, una cuarta parte lo utiliza en régimen de bilingüismo con otra lengua que suele ser la materna. Lo cual es sin duda considerar de forma realista la fuerza, la originalidad y la valía del español. Lengua de riquísima cultura e inmejorable literatura, con creaciones de genialidad universal.

Se dice frecuentemente, por desconocimiento de la realidad, que la sociedad ha abandonado las materias humanísticas y, especialmente, lingüísticas; pero, el entorno de la lengua sigue siendo de interés y preocupación para los ciudadanos, conscientes de su importancia vital y, desde luego, de su importancia comercial y económica. Desde ese punto de vista económico, la globalización, a la que los economistas pretenden conducir el mundo contemporáneo, obliga a examinar las tensiones entre lo global y lo particular, tanto en cuanto al comercio lingüístico, como a la creación literaria, a la comunicación mediática y a la enseñanza.

Camilo Valverde Mudarra

Catedrático de Lengua y Literatura Españolas,

Diplomado en Ciencias Bíblicas y poeta.

Este artículo tiene © del autor.

757

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 6

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3383341 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 509 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0