Portada del sitio > LITERATURA > Cuadernos de Viaje > LJUBLJANA, Y EL DRAGON
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

LJUBLJANA, Y EL DRAGON

Valentín Justel Tejedor

España



La panorámica aérea resultaba ciertamente extraordinaria, la miscelánea estaba formada por nemorosas masas forestales, que conformaban un paisaje completamente virgen. Las estribaciones de los Alpes Julianos con los macizos montañosos del Triglav, abrazaban estas densas y tupidas áreas boscosas, coloreadas de un intenso color verdino, que contrastaba con el verdeceledón de las praderías, y el índigo de algunos lagos diseminados, entre la espesura esmeralda.
Una vez en la capital, la sensación que produce recorrer sus calles es la de estar en una ciudad romántica, acogedora, y absolutamente encantadora. Si bien Ljubljana, a pesar de ser una ciudad con ciertos aires provincianos, no renuncia a su estatus de capitalidad, haciendo gala de su prolífica historia y su monumentalidad heredada.El primer encuentro con el Puente de los Dragones fascina por su significado, pues según cuenta la leyenda en este mismo lugar Jasón y los argonautas derrotaron a un gran dragón, que hoy se ha convertido en el símbolo por excelencia de la ciudad. Desde allí las vistas a un lado y al otro del río Lubljanica resultan cautivadoras, pues las cúpulas de la catedral, despuntan con procacidad sobre el cerúleo cielo Esloveno, mientras los sauces ribereños tienden sus enramadas cariciosamente, sobre la superficie del sereno cauce, y las arcadas de los puentes parecen entreabrirse para permitir el pausado discurrir de la monótona corriente, que parece unir y desunir al mismo tiempo, las orillas de esta sosegada y plácida ciudad. Así, tras recorrer la grandiosa columnata que se extiende por el margen izquierdo de la vía fluvial, se accede al concurrido y abierto Mercado Central, en el que el colorido de sus variadas frutas, verduras y flores, contrastan con el tono sobrio y pétreo de los edificios adyacentes.Unas decenas de metros más adelante se encuentra una de las joyas de la capital, el Puente de los Tres Brazos, con sus característicos balaustres acompasados en agrisado granito, así tras cruzar esta bella construcción se accede a la plaza dedicada al poeta esloveno France Preseren.
Desde la base de la escultura del romántico lírico, se columbra una maravillosa perspectiva del castillo de Ljubljana, con sus lienzos amurallados, y su elevada torre cuadrangular almenada, así como de las edificaciones de estilo barroco y secesionista, que visten la empedrada y amplia glorieta, destacando la rósea portada de la Iglesia de la Anunciación. Junto al templo unos divertidos surtidores aéreos simulan una fina y agradable llovizna, que refresca a los acalorados turistas, mitigando el intenso calor veraniego.Recorrer con premiosidad las callejuelas limítrofes, ofrece una imagen retrospectiva del pasado medieval de la villa, donde existen rincones verdaderamente espléndidos.
Nuevamente desde las alturas, en este caso desde la torre del homenaje del castillo, se disfrutan unas fascinantes vistas tanto de la ciudad, como de los intrincados y boscosos alrededores, que embelesan por su impenetrable espesura.
Ljubljana es una ciudad rebosante de cultura, hecha a la medida de los amantes de la arquitectura, por sus edificaciones de bella traza en diferentes estilos; hecha a la medida de los amantes de la pintura, por la diversidad de matices que ofrece su paisaje urbano; hecha a la medida de los amantes de la escultura, porque en sus plazas, nunca falta una imagen evocadora de la vida cotidiana.
Del mismo modo, esta ciudad resulta un lugar ideal para perderse en las innumerables librerias, que exhiben en sus interiores infinidad de obras, en algunos casos con un orden asombroso, y en otros con un entretenido caos, que facilita al lector el extraviarse deliberadamente entre los montones de publicaciones tratando de encontrar algún ejemplar único.
Al llegar el noctivago anochecer, las calles que rodean el centro histórico de la ciudad, se iluminan con un amacigado claror, que desprenden cientos de románticas velas, las cuales, crean una agradable atmósfera nocherniega de intimidad, en las terrazas ribereñas atestadas de jóvenes de diversas nacionalidades.El sinuoso reflejo de las innumerables flamas incandescentes, sobre la fuliginosa superficie del Ljublianica, proporciona una sensación increiblemente mágica.Igualmente, pasear por los ocres senderos, lientos por la precoz humedad de la fresca mañana, junto a las verdinas cespederas, moteadas por las infinitas gotas del acuoso rocio; observar las geométricas figuras de sus parterres con una alineación matemática; y contemplar los bellísimos tapizados y bordados florales, provocan sensaciones inolvidables en el Parque Tivoli, donde en sus inmediaciones se alza la impresionante catedral Serbio Ortodoxa, una edificación espectacular, por su grandiosidad, en la que sorprende su primoroso interior.
En suma, Eslovenia ofrece grandes atractivos, conteniendo en sus paisajes la esencia misma del paradigma de la belleza natural, en su estado más puro. Su orografia se encuentra jalonada de bellos contrastes: la majestuosa cordillera oriental de los Alpes con sus elevadas cimas nevadas, y su alpestre y gélido céfiro septentrional; cumbres y cresterias que en su devenir hacia la costa mediterránea se transforman elegantemente en rizadas montañas pobladas de espesos boscajes; sinuosas tierras que se convierten en verdes praderías y herbazales en la región de Istria, siendo allí donde los acantilados ceden su espacio a las bahias, lagunas y salinas, que son recorridas incansablemente por una enamorada y fresca brisa marina, procedente del Mar Adrático.

info portfolio

Este artículo tiene © del autor.

1021

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 12

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3331801 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 626 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0