Portada del sitio > LITERATURA > Poesía > TE BUSCO, MOROLICA
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

TE BUSCO, MOROLICA

Alex Espinal

Honduras



Fueron muchas veces.
Durante algunas empuñé mí pluma para describirte en papel.
Con mi mente tejí cada una de tus lunas y tus soles.
Tus estrellas brillaban sobre aquel laurel.
Mientras yo seguía buscandote en los girasoles.

Te busqué siempre, aunque tu estabas allí
Una noche soñé que te perdí, sin embargo imagino que tu vives en mí
Al sostener mi busqueda empalidece la tinta de mi pincél
mas las alas blancas de tu alma dicen, ven, toma tu corsel.

Fueron muchas veces.
Tomé mi corsél y cabalgué sobre las llanuras empinadas.
Las lajitas, el recodo y lo de fuego recorrí en un segundo
Era ya tarde, el sol se escapaba en el poniente.
Así, al caer la noche dejé dormir esa languida imaginación
Mientras llegaba otra vez la dulce mañana
para buscarte una ves mas.
Este sitio donde te pienso, creo que es único en el mundo.
Cualquiera que lo intenta simpre luce sonriente.
Sonríe porque no te ve, pero te siente en una canción.
Es la canción entonada por los gríos de la sabana.

Te busqué siempre, y tu seguías allí.
Prosigo velóz en el brioso potro de mi efimera aventura.
y a cada resoplar de equino, vuelvo y te imagino.
A estas horas oscuras ya poco veo la zarza,
El aguacate parece unirse en una sola sombra con el zuncucuire.
Ya exhausto, digo, esto es una farza.
sin embargo, encontrarte es mi destino.

Fueron muchas veces.
Algunas creí que mi busqueda hasta allí llegaría.
pero el lápiz de mis recuerdos te calcó en 3 rocas
En esas fortalezas me armé de coraje y valentía.
Sin pensar mas que en tu lánguidéz como pocas.

Te busqué y tu me seguías.
Al rocordarte como eras apresuré mi paso.
Bordié tus márgenes y pedernales.
Luego luché contra todo en Colón y la Manzana.
Atravesé tu caudál y me posé al pie de un barranco blanco.
sin pensar que tu me veías.
Desde tu tumba de arena me enviaste un abrazo.
y en susurros cristalinos dijiste, ve y no resvales.
Al amanecer aprovecho el frescor de la mañana.
A la hora menos pensada yo estaba en los arados y el naranjo.

Este artículo tiene © del autor.

266

Comentar este artículo

   © 2003- 2018 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visiteurs connectés : 13

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3684190 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 458 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0