Portada del sitio > LITERATURA > Poesía > Ella
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Ella

Marie Rojas Tamayo

Cuba



 
 
Ella ha olvidado el motivo que la trajo a este universo,
A este lugar, a este momento,
Y se detiene a contemplar las rejas:
En la ciudad todos han puesto rejas en sus casas,
Se teme que el mundo de afuera invada los hogares,
Se teme que el mundo de adentro sea visto por los de afuera…
 
Alguien ha puesto un plato de sobras en su puerta
Para mitigar el hambre de los perros callejeros,
Dios debe haber guardado un sitio en el paraíso
A quien se ha permitido el lujo de pensar, así, en los perros.
Ella voltea sin querer a su paso el plato
Y las sobras se desperdigan por el suelo.
 
Comienza a llover, como todas las tardes,
Ella no sabe si su rostro está mojado de sudor,
De lluvia, o de las lágrimas que no alcanza a borrar el tiempo.
Observa como se empapan las intimidades
Que los vecinos sacan a asolear en los balcones…
¡Ay, ciudad, qué sería de ti sin perros, verjas y esas tendederas!
 
Ella camina lentamente hacia su muerte,
Ya no importa si debe antes recordar su nombre,
O el motivo que la ha puesto en tales circunstancias,
Su ángel le tiende los brazos desde el arco iris que va formando la lluvia
Y ella corre a su encuentro, pensando que va a extrañar su ciudad,
Allá, en el cielo.
 
Marié Rojas
Ilustración: Ray Respall Rojas

Este artículo tiene © del autor.

266

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 13

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3371271 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 534 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0