Portada del sitio > LITERATURA > Literatura Juvenil > CUENTO PARA NIÑOS: " EL LIBRO DE CUENTOS"
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

CUENTO PARA NIÑOS: " EL LIBRO DE CUENTOS"

Xenia Mora Rucabado



Resurgir de las inclemencias.

CUENTO PARA NIÑOS : "UN LIBRO DE CUENTOS"

Con una tristeza larga crecía en un convento una pequeña niña de nombre Sonia, de solamente seis años, llevando el asombro en sus grandes ojos castaños.
Su tierna infancia la vivió, sin que nadie le pidiera opinión alguna. Siempre entre sotanas y rosarios escuchaba la misa diaria a las seis y media de la mañana.
Luego venían las clases de la Escuela. Eso era lo que ponía feliz. Leer.
Su mirada hablaba de tristezas que no sabía explicar
solamente sentía en el pecho el ahogo del abandono de sus padres divorciados. Ninguno se hacía cargo de ella, por sus múltiples trabajos.

Un día uno de sus primos, Tito, le había regalado un gran libro de cuentos. El cual la niña lo guardaba celosamente como su tesoro más preciado.
En la noche cuando todas dormían, sacaba su linterna con su gran libro y debajo de las sábanas empezaba a leer . Era un largo viaje por el mundo , como el de aquel príncipe , que le habían contado que - todo lo aprendió con los libros-
Así la pequeña Sonia esperaba que llegue la noche para sumergirse en su mágico mundo interior.
Poco a poco Sonia se sintió dueña de sí misma. Inventó su propia magia de sueños. Eso era lo único que nadie le podría arrebatar, ya que estaba en su mente.
En día inesperado le resucitaron rosas rosadas en las mejillas,
los labios parecían de rojo carmesí, tanto que la monja encargada la mandó a lavarse la cara , ya que creía que se la había pintado.
Así, se le hizo realidad su primer sueño " Ser una princesa" como la de su "Cuento de Hadas"
Ya nunca más fue la niña triste y solitaria, se transformó tanto , que conversaba todo el día y se convirtió en una pequeña muy traviesa; aún así todas sus compañeras, querían ser siempre amigas de ella.

Entonces empezó el milagro: el de su gran riqueza interior: Sonia sabía que se tenía a sí misma y con eso le bastaba y le sobraba.
Empezó a fabricarse sus propias muñecas de trapo, las cuales también regalaba a sus amigas, ya que las monjas -les tenían prohibidos los juguetes- decían que esas distracciones las apartaban de los rezos.
Cantaba y bailaba todo el día canciones que nadie le había enseñado.
A la frágil, pero fuerte Sonia , ya nadie jamás le pudo arrebatar la alegría de jugar en sus sueños inventados y sobre todo cuando apagaban las luces del dormitorio y todas sus compañeras dormían , ella , sacaba con sumo cuidado su gran tesoro - su libro de cuentos- y su linterna, se tapaba con las sábanas y empezaba su largo viaje a otros mundos y se encontraba con duendes, magos, hadas y con su príncipe encantado a las nueve de la noche.

Xenia Mora

Ver en línea : Http://www.mundoculturalhispano.com

Este artículo tiene © del autor.

4481

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 22

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3384682 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 493 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0