Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > AMOR AL TELÉFONO
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

AMOR AL TELÉFONO

AMOR AL TELÉFONO

Carlos Reyes Lima

Venezuela



22:11. Vale, pero existe algún rincón y una voz baja, de secreto.

22:17. Así voz bajita y palabras cortas.

AMOR AL TELÉFONO.
06-06-2005
22:11. Vale, pero existe algún rincón y una voz baja, de secreto.

22:17. Así voz bajita y palabras cortas.

Unos mensajes, una llamada, luego otro y todo deja de estar en su íntima relación. Entonces navegaste sobre las palabras y en ellas la carga de un beso se transformo en una acaricia.

23:21 El río fluye caudalosamente, nunca habían querido así.

La imaginación tomo el sitio de los cuerpos, la memoria de otros cuerpos. Tú cuerpo, reposado, sobre sabanas; tus manos hacia las veces de palabra y buscaba los pliegues que necesitaba la imaginación para continuar escuchando nuestra respiración. Detuvo su cuerpo. Tú mano movió la humedad de tu alma.

Después las palabras se cruzaron, no tenia la medida exacta de tu pelvis al pubis, no tenia el beso en la entrepierna para saber de geográficas amorosos; sabia, que, allí podía bajar mi lengua encontrarse perdida en el vientre, retomar el camino y beberte despacio, sentir que un valle era río, que me dejabas jugar hasta dentro de ti, que yo me dejaba describir en tu mano. Un abrazo se cruzo y encontré tu boca, la mariposa de tus labios se dejo germinar en mis besos, tocándote cada centímetro de nuestros labios con palabras.

Te arrodillaste. Me dejaste entrar, despacio, largo y otra vez tu vientre en ola sacudió el mío. La mano siguió su recorrido hasta el cabello, hasta la oreja, lo rescato un beso, mal pronunciado, ahora murmullo, tu apagabas la respiración, yo te daba palabras para que continuaras. Me diste la espalda, te colocaste para mí, te penetre en mí.
Encontré tus senos como montañas repletas de cerezas, las toque en su vacío de nieve y frío, regresaste respirando cansancio en tu pecho. Otra vez me besaste y no nos separamos hasta que dejaste de abrazarme, de tener tu vientre pegado a mi rodilla, y aún latía esa fiebre mágica de los humores en comunión.

Tus piernas se dejaron recorrer como el viento sobre la arena. Las frases te dibujan surcos, bajaban y subían tus muslos, se dejaban hacer en la rodilla un mordisco, llegaban a la entrepierna, se enredaban en un beso. Tú tomaste mi mano y me enseñaste a tocarte en un ritmo circular, despacio, tú sola. En mis manos tu pie, su arco como montaña en desierto, buscando entre tus dedos saber caminos, arena.

23:43 ¡Para! Espera...
Te tome otra vez, yo vacío, tu llena y desbordada por todas las esquinas de la cama.
23:56. Y otro mensaje, otra vez la voz, y la necesidad de encuentros. Ahora tu te deslizabas entre mis palabras, tenías tu piel en aceite natural para que de ellas naciera, despacio, una melodía, que mi voz dictaba a tu mano, que tu mano extendía a mi imaginación, y sin ver, cerrando los ojos, para sentir tus bordes, tu vientre levantado, mi mano – palabra – río, te tocaba con la palma abierta, con gestos suaves de quien roba las palpitaciones de un vientre, de tu vagina, real, imaginada.

Otra vez te bese, te pellizque con mis labios el clítoris, y tu me dejaste apretar tus nalgas, y eras una copa, un Cádiz de sacrificio. Un largo silencio estuvo un segundo. Y otra vez tu respiración, tus labios buscaron estallar en los míos.
00:13. No me oyes.
El amor se celebra desbordando nuestras manos submarinas. Eran océanos, tus ojos tenía un verde mar, algas de fondo. Y celebramos nuestro encuentro virtual soñando, y la noche se hizo otra vez excitación, y allí quedaron las sabanas revueltas, el móvil durmió en su vigilia de amor.
Y sin conocer nuestras formas, sin conocer el rostro que muerde nuestros besos escritos, comprobamos que todos los cuerpos son iguales, pero los cuerpos imaginados tienen el declive perfecto de quien los dibuja.

6:00 Luego el silencio. Y este juego de escondidas. Las palabras no cesan de estar en mi memoria.

Carlos Reyes Lima.
carlosreyeslima@yahoo.es
0034-626232368.

Este artículo tiene © del autor.

1891

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 14

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3312744 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 766 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0