Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > ¡No!
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

¡No!

Rubén Patrizi

Argentina



¬"¿Y?"

¬"No es así como dices y piensas, las cosas acá, sabes bien que son diferentes"

¬ ¡Claro que no!

¬ ¡Claro que sí, insisto, fíjate, estamos en esta fila y somos solo eso, cargadores!

¬ Pero esto puede cambiar.

¬ ¡No! ¡No puede cambiar! Ha sido así por siglos. Así es el sistema, que no cambia ni cambiará nunca.

¬ ¡No! Te lo dije ya. Me voy. Yo se pensar, meditar, y discurrir, y en este razonamiento me doy cuenta que somos unos borregos en esta fila de cuerpos que caminamos inertes en el tiempo y espacio. Me niego a ser solo cargador. Me niego a ese constante ir y venir sin más conciencia de lo que pasa alrededor, estamos actuando como autómatas

¬ ¡No! Estas equivocado, no somos autómatas, solo somos lo que venimos siendo a través de miles años.

¬ ¡No, no quiero! No debemos, actuamos sin sentido, sin conciencia, somos unos obreros, unos robots, unos cargadores, nadie piensa en esta comunidad, o se piensa a escondidas y nadie quiere decir nada, nadie quiere rebelarse, estamos rodeados de cobardes y de guardias que no permiten que hagamos algo diferente. Estamos vigilados por los cuatro costados. No se permite que hagamos algo fuera de lo común. A los ancianos los desechan, a los enfermos y lisiados, los matan. ¡No! No estoy de acuerdo, en este momento renuncio. ¡Me voy!

¬ ¡No puedes irte si sales de esta fila te matarán!

¡No me importa! No quiero ser un ente vigilado en todos mis movimientos, renuncio a este sistema que no permite pensar ni actuar en forma diferente. Yo quiero vivir, gritar, decir lo que pienso sin trabas de nada, expresar mi ira, mi angustia, mi pensar.

¬ ¡No! No puedes hacer eso porque eres….

No permite que acabe la conversación, sale disparado de la fila y se acerca al vigilante, le dice unas palabras y le lanza un sopapo al rostro que lo hace tambalear y lo arroja al piso.

Voltea y se va caminado alejándose de todos……

A lo lejos se oye el sonido una sirena y el repique de una metralla……..

……………………………………………………………………………………….

En medio de unas sabanas mojadas por el sudor, se despierta un hombre, y hablando para sí, comenta moviendo la cabeza hacia los lados como tratando de despejarla:

"Que vaina, estaba soñando que era una hormiga."

Este artículo tiene © del autor.

112

Comentar este artículo

   © 2003- 2017 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 2

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3460725 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 395 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0