Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > ADOCTRINADORA ASIGNATURA
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

ADOCTRINADORA ASIGNATURA

Camilo Valverde Mudarra

España



La Administración Educativa ha impuesto su materia, Educación para la Ciudadanía

La Administración Educativa ha impuesto su materia, Educación para la Ciudadanía, preñada de intención adoctrinadora al servicio de su particular opción política.

La nueva “Formación del Espíritu Nacional” es un invento malévolo dirigido a remover los principios asentados de media España, a lavar la mente de los niños y a procurarse un rebaño sumiso a los dictados del “mandatario”. La democracia y la aconfesionalidad pierden su rumbo y cambian de signo, serán una democracia oficialista y una aconfesionalidad laicista. Los derechos fundamentales van a manos del Estado y el derecho primordial de los padres a elegir la formación moral para sus hijos, reconocido y garantizado por el artículo 27 de la Constitución», queda conculcado. La tesis del Estado Aconfesional que establece la Constitución, al permitir, que creyentes y no creyentes puedan desarrollar la libertad religiosa a la que tienen derecho, se ve transgredida y vulnerada.

Esta incisiva EpC o FEN no preserva los valores democráticos –que dice-, invade el ámbito mental del educando y allana las moradas de su conciencia, en su pretensión adoctrinante.
Yendo a las fuentes, Vidal-Quadras, encuentra la evidencia empírica. No hay más que leer los textos: «El liberalismo y el capitalismo no pueden pretender la democracia realmente popular. El liberalismo, porque promete igualdad abstracta y da desigualdad real. El capitalismo, porque se basa en la desigualdad creciente». (Ediciones del Serbal, pág. 65). «Redacta una composición con el siguiente título: «Si soy autónomo, ¿por qué me tienen que obligar a hacer lo que no me gusta?». (McGraw Hill, pág. 31). «Estados Unidos e Inglaterra, con la inestimable colaboración de nueve millones de votantes del PP, han invadido Irak» (Editorial Akál). En una viñeta del texto de Ediciones del Serbal, pág. 91, se ve a una monja de cuya boca sale un bocadillo que dice: «Recuerda hija que el mercado lo es todo» y a una niña con uniformé escolar que contesta: «Sí, sor Libre Competencia». En otra ilustración de la misma publicación, pág. 95, dos mendigas ateridas y vestidas de harapos que venden baratijas en la calle conversan y una se lamenta: «En Rusia nunca supimos lo que era el comunismo», y la otra responde: «En cambio, el capitalismo lo hemos descubierto pronto». No se queda atrás la Editorial Praxis, que en la página 32 de su manual expone un dibujo en el que una niña, interrogada sobre si quiere más a su papá o a su mamá, apunta a dos señoras cogidas de la mano y afirma, candorosa: «A mis dos mamás». Como es obvio, absoluta e impecable neutralidad y adhesión estricta a la Constitución sin que nadie se pueda molestar ni sentirse ofendido.

Los padres, legítimamente, han levantado sus arietes y defensas, para salvar la integridad formativa de sus pequeños de las garras ideológicas y obligatorias de esa incisiva asignatura, preñada de intencional currícula contra el cristianismo y los valores tradicionales, desechados como fétidas antiguallas, pergeñada, por imposición, del laicismo oficial y de la concepción moral del Equipo Gubernamental y orientada a impartir el relativismo, el libertarismo y el hedonismo.

La libertad ideológica, al amparo del artículo 16 de la Constitución, constituye, en el caso de los recursos jurisdiccionales, su último fundamento. Por tanto, la simple repulsa a que sus hijos sean sujetos receptores de tales contenidos es un apoyo a otras posibles actuaciones, discrepantes con la observancia de la aplicación de esta textura. La carta expedida por el Ministerio de Educación, en que intimida con abrir expediente a colegios y profesores que rehúsen impartir el tal proyecto partidista, corrobora el «carácter ideológico» de la “imprescindible” materia, por demás, “non petita” ni solicitada por el estamento implicado. Juzguen, piensen y actúen.

El PP exige al Ministerio de Educación explicaciones sobre el manual de Educación para la Ciudadanía, editado por Akal, para el profesorado; el texto, que «ataca al principal partido de la oposición», «pretende recortar la libertad de expresión». Para el PP, «este tipo de manuales desenmascara» la intención del Gobierno; es, asegura, una «apuesta personal» de Zapatero.

El Estado, ¿democrático?, no debe imponer ninguna concepción ética, es una tarea propia de regímenes ya superados o emergentes en los bananeros. Se comprueba que la tesis de Zapatero, de que “esta disciplina se limita a propagar los valores constitucionales sin sesgo ideológico alguno”, es muy otra. Lea Vd. mismo los textos, examínelos y compare.

C. Mudarra

Este artículo tiene © del autor.

393

Comentar este artículo

   © 2003- 2018 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visiteurs connectés : 15

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3784518 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 349 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0