Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > En pleno siglo 21, el Perú no es más de los Peruanos
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

En pleno siglo 21, el Perú no es más de los Peruanos

Maritza Sara Luza Castillo

Perú



 
 
La denominación utilizada para un proceso de Transculturación empleado en el siglo XX, tras ganas la guerra del Pacífico y saltarse por alto el Tratado de Ancón de 1883, sin rencores ni pasiones bajas vemos con admiración que una vez mas nos ganaron la ofensiva sin emplear una sola arma militar.
La estratagema es vez, fue muy sutil, casi imperceptible dirigido a la conquista pacifica de la población interviniendo en la fibra mas delicada de un país, su economía.
La invasión económica tuvieron todas las facilidades para que los grandes Trust Chilenos se instalen como Pedro por su casa y sembrar barreras infranqueables de saltar en la vida cotidiana del ciudadano nacional. La carrera desigual e unilateralmente ganada por los monopolios sureños a partir de los 90’ se infiltro en las raíces del estado comprando los grifos Shell inicialmente. Posteriormente la eficaz capacidad de gestión incluyó en su lista de conquistas a las empresas eléctricas, y se instalo Edelnor, Edelsur, y casi sin respirar apareció Saga Falabella ya tocando mas directamente al ciudadano necesitado de un Centro comercial ala altura de las necesidades básicas de cualquier sociedad latinoamericana. Inmediatamente los capitales se movieron para Ripley completando la línea comercial con el agregado de traer electrodomésticos de última generación, finalmente la conquista mas dolorosa en el mercado peruano la encarnó la compra de los hipermercados Metro pertenecientes al grupo “Wong” de ascendencia asiática pero peruanos de nacimiento y corazón, fueron seducidos por 500 millones contantes y con ello el último reducto de ingenio comercial
Sin haberse recuperado de la perdida, recientemente el debilitado bastión farmacéutico sufrió la incursión consolidando a la siempre resistida a venderse Farma industria, Gen far, Infarmasa, Trifarma despojando con ello al empresario local, pujante pero reducido contra los apabullantes capitales sureños. Ahora las calles limeñas están pobladas casi en cada esquina por cadenas farmacéuticas extranjeras, consorcios como BTL, Botifasa, Inkafarma, Mifarma, Farmanedic, Pharmax, Mas Salud y una lista que me llevaría llenar dos cuartillas, arrinconan al pequeño empresario nacional reduciendo sus expectativas de crecimiento a cero.
La apertura del mercado debe empezar no por vender el país ni sus empresas sino por permitir reglas de juego iguales para el empresariado nacional que en definitiva es el que carga el karma de ser auscultado con mayor insistencia por los organismos de administración pública. Un mercado liberal es la confluencia de acciones de todos los individuos que forman parte del tejido social en sus facetas como productores y consumidores. En el mercado libre es capaz de proveer los mecanismos para obtener riqueza satisfaciendo las necesidades de los consumidores y generadores de riqueza de la manera en que la interacción y la equidad social lo permitan
 
 Maritza Luza Castillo

Este artículo tiene © del autor.

429

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 23

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3355396 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 624 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0