Portada del sitio > LA BOTA DE SUEÑOS > Artículos > Personajes del folklore cubano (1)
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Personajes del folklore cubano (1)

María Eugenia Caseiro

USA



Breve introducción al folklore.
Personajes del folklore cubano
.

Por María Eugenia Caseiro

 

 Primera parte.

 El volumen de expresiones que comprende las manifestaciones culturales y tradiciones de un pueblo, y cuyas vertientes abarcan todo el saber de ese pueblo, su arte popular y sus creencias, es denominado folklore. La fuerza de este vocablo es patente a pesar de que muchos no se ponen de acuerdo en toda su magnitud y alcance.

 El vocablo sale por primera vez a la luz en un artículo publicado bajo el seudónimo de Ambrose Merton en la revista londinense Athenaeum, el 22 de agosto de 1846, seudónimo que corresponde a William John Thoms, escritor inglés dedicado a estudios académicos etnográficos. La etimología del vocablo folklore ó folclore, proviene de la raíz folk (pueblo, gente), y lore, (ciencia, saber del pueblo).

 Además de la música, la danza, los elementos religiosos, y la historia oral; proverbios, chistes, creencias populares y muchos otros, forman parte del folklore, las tradiciones y las costumbres de los pueblos, en las que intervienen además, personajes fabulosos. Al hablar de tradiciones, no podemos dejar de mencionar estos seres que dan color a las leyendas de las diferentes culturas, como también sucede en la cubana, en cuyas raíces iremos excavando en busca de personajes pintorescos característicos de su folklore.

  Luego del exterminio por parte de la colonización española, de la población indígena que habitaba en las diferentes regiones de Cuba, la necesidad de fuerza bruta para las labores agrícolas y otros trabajos pesados, dio origen y fomento a la trata de esclavos. Los negros procedentes de diversas tribus africanas arribaron a Cuba, arrancados de su hábitat, pero nunca de sus culturas, de tal manera que las fueron introduciendo en esa nueva población que partió, primeramente, de la unión entre los españoles y los negros africanos, y posteriormente se sumaron culturas como la francesa, la haitiana, la asiática y otras.

  La música y la danza comienzan también a sufrir las transformaciones de esa mezcla de etnias ligadas a sus elementos religiosos que encontramos cohabitando con expresiones profanas. Hoy día muchas de las danzas que tuvieron su origen en lo místico en las culturas africanas, se han incorporado al repertorio de los conjuntos de danza y artísticos, pasando muchos movimientos y pasos, a formar parte de las danzas populares de salón. También como consecuencia de las fusiones de culturas, los llamados personajes legendarios fueron trascendiendo barreras de lenguas y etnias al tiempo que se emplazaron en la cultura y tradición cubana de manera que hoy día son parte integral de su folklore. Encabezando la lista encontramos el más pintoresco: el diablito o Ireme. Sus danzas son probablemente, las más características entre las danzas del folklore cubano.
 
  Es tradición y orgullo de los Abakuá, la fabricación estos muñecos, de los que existen diferentes tipos. Los hombres Abakuá visten el traje de Ireme o diablito durante las ceremonias de esta sociedad secreta, fundada en 1836.

 El Ireme Abakuá ha pasado a ser un símbolo de cubanía por lo que se le puede ver en grabados de diferentes épocas, afiches, pinturas, y toda clase de exponentes de la industria artesanal cubana.

 El diablito es espíritu reencarnado, personaje de la Sociedad Secreta Abakuá, donde es elemento indispensable en la dramaturgia del rito ceremonial de Ireme. Sus orígenes se remontan al Calabar, una región de África en el sudeste de la actual República de Nigeria y parte del Camerún. Este grupo étnico formó en Cuba la Sociedad Abakuá, especie de hermandad secreta solamente de varones que se preocupaba por la emancipación de los esclavos. A pesar de que en África existen hermandades parecidas a ésta, la Abakuá es una sociedad solamente localizada en Cuba. Los colonizadores les llamaron ñáñigos, que quiere decir arrastrados. Los ñáñigos eran perseguidos y maltratados. Finalmente supieron imponerse y, primero cada Día de Reyes, luego, durante el carnaval, sacaban sus diablitos a la calle a bailar y festejar, por ello que el diablito danza en las diferentes festividades religiosas de la secta Abakuá y en las profanas, como los carnavales.

 El diablito, o los diablitos, representan a la naturaleza, se destacan por su expresión corporal que es muy rica y se aviva cuando hacen sonar el cinturón de campanitas llamado enkaniká, que forma parte de su atuendo. Examinan los pasos de los participantes y además intervienen haciendo las veces de protagonistas. Su danza ha influido notoriamente en la manera de bailar otros ritmos cubanos.

 El folklore cubano y todas sus manifestaciones, son fuente inagotable de color y belleza para todos aquellos que disfrutamos de las maravillas que hay en las raíces populares.

Miami Dade County
Febrero 2007

Ver en línea : La Peregrina Magazine.

info portfolio

Este artículo tiene © del autor.

10918

Comentar este artículo

   © 2003- 2018 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 9

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3620126 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 377 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0