Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > El veneno de la corrupción y el llanto de los pobres
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

El veneno de la corrupción y el llanto de los pobres

Alex Espinal

Honduras



Algún día la luz divina se hará sentir a favor de los pueblos pobres de la tierra, pueblos que lloran en silencio el corrosivo efecto de los atracos ya no ocultos, sino públicos que a diario cometen una jauría de personas que convierten la hacienda estatal en sus negocios particulares, eso sucede en decenas de países del planeta.

La cultura de la corrupción está envenenando a cada ser humano desde que comienza a usar la razón, a discernir, y eso no lo dice este humilde servidor solamente por llenar este espacio, sale de las expresiones genuinas de miles de personas honestas que ven frustradas sus aspiraciones, que sienten en carne propia la saeta de este flagelo que galopa campante en un mar siniestro de complicidad gubernamental y sectorial, un contubernio que agota los anhelos de quienes lucharon toda su vida por adquirir un estatus a base de capacidad, a base de profesionalismo, pero no, el clima de deshonestidad atrapa en sus redes las posibles señales de cambio hacia una reivindicación del justo y lo confina en el rincón que preparan los incapaces para construir su propio trono y hacer culto a la decadencia de las sociedades.

El clamor es generalizado, los comunicadores a diario somos testigo y cargamos, aunque nos neguemos, con el reclamo del pueblo, nos vemos obligados a escuchar la suplica de la gente que nos encuentra en la calle exigiéndonos ser más incisivos en la critica hacia el fenómeno de la corrupción, sin embargo, cualquier comentario resulta improductivo, pues también el medio esta seriamente contaminado, lleno de gente extraña que como un río revuelto trae mucha basura, entran y bailan al mismo son de los detractores del pueblo.

Lo que hoy comento es la realidad que países como Honduras viven en la actualidad, jamás había visto en mi vida de comunicador social una vorágine como la que se percibe en la actualidad, los corruptos se multiplicaron como hormigas, en este ambiente de frustración se puede afirmar que la educación o la formación profesional de un ciudadano quedó aplastada por las escuelas de la deshonra, de los que ven en el erario publico la salvación y la realización de sus vidas de forma particular, roban a manos llenas como los mas bajos ladrones, aunque en su interior y en su errada forma de pensar consideran a la gente digna y honrada como tonta.

Es triste ver como miles de personas sufren de impotencia, de ver que jamás la ley llega y castiga a los depredadores del dinero del pueblo, que quienes cometen esos atracos mas bien son premiados y figuran como si fuesen los buenos de la película, aún a sabiendas del tipo de calaña que son.

 
Hasta luego.

info portfolio

Alex Espinal

Este artículo tiene © del autor.

362

Comentar este artículo

   © 2003- 2020 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visiteurs connectés : 7

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3877626 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 180 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0