Portada del sitio > CINE > Las Cartas de Malex. Entrevista realizada por GE.
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Las Cartas de Malex. Entrevista realizada por GE.

Entrevista.

Carlos Reyes Lima

España.



Carlos Reyes Lima está ahora mismo en la ardua tarea de presentar el que será su próximo proyecto cinematográfico después de muchísimos cortos, algunos de ellos de gran relevancia como “El tumbe”, “Viajero nocturno”, “Las semanas tienen sábados”
“Las cartas de Malex” serán, sin duda, el éxito cinematográfico que todos estamos esperando.

Carlos Reyes Lima está ahora mismo en la ardua tarea de presentar el que será su próximo proyecto cinematográfico después de muchísimos cortos, algunos de ellos de gran relevancia como “El tumbe”, “Viajero nocturno”, “Las semanas tienen sábados”
“Las cartas de Malex” serán, sin duda, el éxito cinematográfico que todos estamos esperando.

G. ¿Qué son Las cartas de Malex?
C. Ahora Las cartas de Malex es un guión, una aproximación a una futura película que actualmente toma el camino epistolar como soporte para contar una historia de un grupo de jubilados que encuentra su pasado en las cartas de Malex y como la historia la escriben los hombres, cada uno de los personajes va a interpretar las cartas a su manera.

G. ¿En dónde se sitúa el argumento?
C. El argumento se sitúa en Las Palmas de G.C en 1957, durante el rodaje de la película Moby Dick y en 2008 en Las Palmas de G.C. Todos los elementos de la película apuntan a un lugar en Venezuela donde Malex, la desaparecida, puede estar viva.

G. ¿Qué relación hay entre tu película y Moby Dick?
C. Como en todo rodaje de una película se crean relaciones mas allá de la pantalla y de lo que se realiza. De ahí la expresión de que se hacen dos películas, la del director y la que se hace detrás de cámara donde están los extras, los técnicos, en este caso un grupo de republicanos que intenta organizar una célula y el destino hace que se frustre el intento por una delación. Con las cartas encontradas también hay una bobina de película que es el original de un aficionado durante el rodaje de la película Moby Dick y que cuenta, quizás, los últimos minutos de Malex, o quizás no. Dejemos que los personajes los busquen y el espectador descubra la verdadera historia.

G. ¿No crees que la etapa franquista está muy gastada por el cine?
C. Sí, pero esta película no intenta meterse con la etapa franquista, sino con su interior, que está en la dermis, en el alma de los personajes. Cuando envejecemos nuestra memoria va hacia el pasado y el presente se borra. ¿Qué pasa cuando tienes una deuda con el pasado? Que la memoria es una carga que te pesa y si los recuerdos que tienes son los de disparar contra las ideas, eso te seguirá siempre. De eso trata esta película. De los recuerdos.

G. ¿Por qué tratar ese tema?
C. Te diría que es una deuda familiar y las deudas familiares son también parte de la historia, de ese tejido invisible de las sociedades. Y la mirada que se intenta buscar no es la de los hacedores de la historia sino la de los cautivos de la historia y más en una época en la que la verdad, verdadera, estaba en un bando o en otro. En la punta de los fusiles. Y decirlo hoy significa señalar que el pasado puede volver, no en forma de titular de prensa sino como herida en el alma, remordimiento, mal sueño. Y en Las Cartas los personajes están anclados a un pasado a un momento que les toco vivir.

G. ¿Por qué es una deuda familiar? ¿Hubo muertos o asesinos en tu familia?
C. No. No necesariamente tiene que haber deudas de sangre. Eso era antes, cuando existía la venganza, cuando pensábamos que “el mundo era ancho y ajeno” como la novela de Ciro Alegría, hoy se puede abordar el tema de la post guerra con una mirada diferente, con un anecdotario actual. Y la única herencia que recibí de esa época fue un padre en silencio que no dejaba que la guerra entrara en su casa, desde la televisión.

G. ¿Eso significa que nunca has oído hablar de la Guerra Civil española?
C. Sí, claro que he oído a hablar, joder. En Caracas, en mi barrio de toda la vida pasaba algo a diario.

G. ¿Qué era?
C. Un tipo, de unos 70 años en aquella época, salía todos los días a las 5 de la tarde, cuando sonaba la campana de la iglesia, e ineludiblemente se tiraba un pedo. Al hacerlo decía: “Por Franco”. Y volvía a su casa como si no hubiera hecho nada. Eso, desde niño, me llevó a preguntarme cómo una persona domestica sus tripas para tener tanto odio contra alguien; por eso, desde entonces, he intentado saber más sobre la historia que rodeaba a este señor y los supervivientes de esa absurda guerra.

G. Tú has trabajado ya con gente importante, pero esta vez has ido a las primeras filas. Ya tengo referencias de los actores. ¿Me los cuentas?
C. Para hacer una película se requiere de la sumatoria de muchas voluntades. Entonces, por eso te decía al comienzo que esto se perfila como una carta, porque el guión se lo envié a Pilar Bardem, a Geraldine Chaplin, a Carlos Álvarez Novoa, a Alejo Felipe, Davinia Falcón, Dimas González y Yugui López, y todos me contestaron: “sí”. Esta historia tiene una fuerte carga dramática por todo lo que ocurre en ella de amores y odios, de sentimientos encontrados, de vivencias de ancianos, y para la puesta en escena y su defensa en toda su plenitud necesito actores de carácter demostrado, lo contrario sería un riesgo.

G. ¿Cuál es el camino que ha recorrido el proyecto?
C. Las cartas de Malex tiene aproximadamente tres años, y ha recibido financiamiento por parte de Canarias Cultura en Red para la escritura del guión y el desarrollo del proyecto. Ha participado en el Festival de Cine Internacional de la Habana, en el Mercado itinerante del guión promovido por ABC guionistas, en el Festival de Cine de La Palmas de Gran Canaria, en el Eurofórum. Estamos a la espera del apoyo de otras productoras en Francia y España. Actualmente el proyecto está compitiendo en la convocatoria de financiamiento de CNAC, Centro Nacional Autónomo de Cine de Venezuela.

G. ¿Qué nivel de colaboración has tenido para sacar adelante esta idea tuya?
C. Al guión se le ha sumado el interés manifiesto de los actores que te he dicho. Así como en la producción Marco Antonio Pérez Zurita, de Twenty Factory films de Venezuela; Vitelbo Vásquez, como director de fotografía; Exterior Noche Producciones en España; Roberto Pérez, en sonido; María Jesús Martínez Martín, en dirección de arte y Juan Alberto Hernández, como co- guionista.

G. ¿Cuál es la importancia de la coproducción?
C. Ante la hegemonía de la cinematografía norteamericana, que representa el noventa por ciento de la producción mundial, los demás países solo tenemos una pequeña cuota de pantalla. ¿Cómo romper eso? La propuesta es conjugar actores internacionales y nacionales para competir en el mercado y así recuperar en parte lo que nos pertenece en las pantallas de todo el mundo. La idea es rescatar la universalidad en contra de una globalización que nos hace solo consumidores de comida chatarra. El ser universal pasa necesariamente por lo local, porque, aunque el drama sea sobre el amor o sobre la muerte, ocurre en cualquier casa del universo, así sea en Cabimbú o en Valsequillo, en Madrid o en Caracas. Basándonos en este concepto no podemos hablar de cine español o de cine venezolano, sino de hacer un cine que sea capaz de llegar a cualquier espectador en cualquier parte del mundo, pero que al mismo tiempo sepa expresar nuestra diversidad cultural.

Entrevista realizada por G.E. En Las Palmas de Gran Canaria.

Este artículo tiene © del autor.

2293

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 4

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3369208 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 561 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0