Portada del sitio > BIBLIOTECA VIRTUAL M.C.H. > Epílogo de Simón S. Esain para la futura sexta edición de "Ardua"
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Epílogo de Simón S. Esain para la futura sexta edición de "Ardua"

Texto inédito de mayo 2008 para un poemario de Rolando Revagliatti

Rolando Revagliatti

República Argentina



El autor de este Epílogo es el argentino Simón S. Esain, poeta y narrador nacido en 1945 en Maipú, provincia de Buenos Aires, la Argentina, y residente en dicha provincia, en la ciudad de Chascomús.

EPÍLOGO de Simón S. Esain para “Ardua”

 

 

Para ARDUA, de Rolando Revagliatti.

 

 Ese poliedro.
 Ella y la manzana, pero a solas.
 Escasamente ridícula, nunca cómica.
 De las históricas cualidades y defectos, síntomas que compaginan la mujer deseable.
 Para la que es tan importante hacerse desear como desear. Que se exhibe y desnuda también para rechazar. La pendiente. La que es a cuenta de lo que serían.
 Y cómo será de sintomática que ha dado o dará el sí a pesar de las contrariedades.
 ARDUA es, en mi opinión, la mejor serie poética parida por Revagliatti. Me remite a una función mediumnice, del dentro fuera y del dentro dentro. Y duplica (no doblega) su mérito haber, con palabra y lenguaje, traspasado un quicio: el del género. Y haber apenas levantado el ropaje aquí y allá en un rebuscado streap tease, más diseño puro que homenaje. Y con levedad de mariposa tardía, propia de la erotización femenina, alude sin calumniar a la cómoda muchedumbre opuesta mediante perros y caballos y tal vez hambrientos, no otra cosa, que ladran o se desenfrenan, como a las puertas de una provincia romana.
 Sometida a contingencias tan carnívoras como la menstruación, la penetración, el embarazo, el aborto, el parto, el amamantamiento y hasta el maquillaje, pareciera obligarse la mujer a elaborar y mantener una condición en pugna permanente consigo, los apetitos y el mundo, en tanto el hombre da por sentado que el mundo es sólo su creación, su alimento o, en el peor caso, su enemigo.
 Una mujer se desdobla para no enfrentar al hombre sola, y de ser necesario acude a sus dobles de ayer y de mañana. Porque con ese hombre termina sabiendo quién es, algo tan inapropiado a lo que no es su cuerpo.
 Lo planteado en HOMBRES TAN, donde el ser hombre pasa por el cuerpo de la víctima y su terror absolutamente femenino, puede serle planteado a la mujer, y no pasara ella por ningún cuerpo sino por sus efectos: lo indeseable.
 De lo que la MULTI reniega sin acabar de convencerse, y con tanta vehemencia diferente expresa VIUDA, la mujer recobrada de la esposa, cuyo horizonte no concita al hombre sino a la que fue antes. Como si ser, fuera para la mujer, también un no hacer imperioso. Ardua empresa íntima cuya contraparte tanto empecina al erecto foráneo. Hombre en mejores condiciones de meter mujer en la mujer, con y por lo mismo que de mujer le sale a ella.
 Si a mi entender, esta poética culmina en A UN PAIS, al poemario culmina una imagen criolla y wagneriana, diametral y extraordinaria: una viuda que camina por el campo, acompañada de sus perros.
 Adelante, alrededor, sobre menta o trébol, trota la melancólica profundidad ardiente, de lo desnudo e invisible, de lo evocado siempre ajeno, aún en sí, como el cuerpo mismo del deseo.

 

 

 Simón Esain, Enero de 2008

Ver en línea : http://www.revagliatti.com.ar

info portfolio

Este artículo tiene © del autor.

314

Comentar este artículo

   © 2003- 2017 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 5

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3436472 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 528 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0