Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > ¡Qué rico está ese resistol!
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

¡Qué rico está ese resistol!

Alex Espinal

Honduras



 
La vida entera de centenares de infantes se reduce a un vaso de plástico, una bolsa que inflan y desinflan al compás del movimiento de sus pulmones ya deteriorados por el efecto trágico del componente químico del resistol que utilizan los zapateros para fabricar o reparar calzado. El alucinógeno o la pega como se le conoce a ese dañino producto hace estragos en nuestro país a vista y paciencia de las autoridades encargadas de velar por el bienestar de los menores. En Honduras lamentablemente el tiempo se va en politiquería, en desprestigio o marginamiento por asuntos de carácter político, en intrigas más que en obras notables, mientras vemos como se destruye el futuro que se forja en el presente.

 

Pareciese a veces, y si no me equivoco así es, que la clase política, empresarial y otros sectores acomodados a su status de vida se han empeñado desde hace mucho tiempo en permitir o promover que todo siga igual, que se mantengan los índices de analfabetismo
elevados, que los niños que son de y en la calle continúen embrutecidos por el alcohol, el resistol, las drogas o cualquier otro tipo de sustancias para no poner en riesgo su propio bienestar o el futuro de sus hijitos y con el perdón de muchos profesores que son mis amigos y hasta mis formadores responsables, algunos dirigentes magisteriales se han encargado de reducir o mermar el nivel de enseñanza permaneciendo por mucho tiempo durante el año en protestas que aunque justas jamás deberían perder la perspectiva de responsabilidad con una población necesitada de conocimientos y de esa forma quitarles la venda que permite todo tipo de injusticias. Mi hermana es maestra, a veces se molesta por mis comentarios y mi forma de ver las cosas, sin embargo ella misma me aclara que en su escuela lo que más hay, son clases. Bueno…

 

Casi siempre es común encontrarse con niños y niñas, jovencitos, a veces hasta mayores de 18 años inhalando pegamento en los principales bulevares de las grandes ciudades, en sus manos portan un limpiador de vidrios de carro y en la otra sostienen un bote de refresco o una caja de jugo de naranja repletos de la pega. Cuando se acercan por la ventanilla del coche para cobrar el favor liberan un aliento – que realmente dejan sin aliento a cualquier persona- el vivo resistol.

 

Algunos ciudadanos ajenos al problema que viven ese tipo de personas en vez de ofrecerles un consejo les dicen “Está rico ese resistol verdad vos” en son de burla. Es dramático el nivel de indiferencia de la sociedad actual ante esa situación que pone en precario la armonía de la sociedad.

 

Lo triste de todo eso es que se trata de personas excluidas, de gente que de cualquier forma está condenada a vivir en las calles dada la situación de extrema pobreza que se
registra en los últimos dias promovida por autoridades que ignoran totalmente este flagelo o simplemente no les interesa hacer ninguna gestión para darles una respuesta.

 

Del Instituto Hondureño para la Niñez y la Familia y otros entes del Estado ni hablemos, son elefantes blancos, asi se les denomina aquí a las instituciones que son inoperantes, que son nidos de personas recomendadas por políticos mas que por su capacidad para desempeñar los puestos que ocupan, los cuadros que les expuse son de su conocimiento, pero son incapaces de hacer algo, pero cuando alguna otra institución caritativa decide hacer la labor en vista de esa desidia, vienen y comienzan a acosarla con sus abogados por usurpación, en fin, la población hondureña se encuentra secuestrada por la ineficiencia.

 

Podemos concluir entonces que el resistol, la droga, el alcohol y otras sustancias serán el pan diario de miles de niños y jóvenes que en medio de sus alucinaciones también sueñan con encontrarse con el paso del tiempo con una situación mas prometedora, sin embargo tenemos que lamentar la desgracia que atormenta al país, esa desdicha se resume en administraciones retrógradas, el arribo al trono de funcionarios que manejan las cosas del Estado como un hato de ganado, aunque creo que ofendo a los lindos animalitos al hacer esta comparación.

 

Saludos a todos.
Con afecto, desde Honduras.

 

 

Este artículo tiene © del autor.

3423

Comentar este artículo

   © 2003- 2020 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visiteurs connectés : 3

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3876913 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 183 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0