Portada del sitio > LITERATURA > Poesía > CINCO ESTUDIOS SOBRE LA OSCURIDAD
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

CINCO ESTUDIOS SOBRE LA OSCURIDAD

Valentín Justel Tejedor

España



LA OSCURIDAD (I)


Tu mismidad es siempre el infinito
tu negro cromatismo acaba al albor,
con la llegada del día y su fulgor:
resplandeciente, corusco y exquisito


De luto siempre teñido tu hábito
adornado de un escaso resplandor
el de miles de estrellas con su claror
que dan luz a tu manto decrépito.


abstracto, estable y melancólico.
Oscuridad toda tu eres amplitud,
extensión, inmensidad, profundidad...


Eres un sentimiento bucólico
de intangibilidad y de laxitud,
de inverosimilitud y realidad


 LA OSCURIDAD (II)


Oscuridad crepuscular, innoble
y abrazas ríos limpios, cristalinos
arboledas rebosantes de pinos
y parajes reales e imposibles.


Nadie te ve a pesar de ser visible
pero te sienten; te siente el camino
y te sienten las aspas de molinos;
te siente la inerte roca insensible,


y te sienten los destellos del alba,
con su fulgor, con su luminosidad.
Pero tu oscuridad eres negritud

eres buriel, noguerado y malva
espacio, tiempo, masa y hasta inmensidad
distancia, longitud, tracto y plenitud.

 

 OSCURIDAD (III)


La luz abra una muy fina quebraja
en su extenso y desmesurado cuerpo
es un celeste y vaciado
es como una brecha en la tinaja.


es como una rasgadura en la caja
es como un recto surco en el sembrado
es como un puente hacia nuestro pasado
es como una rama que se desgaja.


Que se rompe y quiebra violentamente
en la inmensidad del tupido bosque
donde todo es calma, sosiego y quietud.


Pero la oscuridad no sólo es ente
que el día enrosque y desenrosque
es vida, esencia, substrato, magnitud.


 OSCURIDAD (IV)


Oscuridad silenciosa y semántica

Oscuridad frágil y espesa

Oscuridad lúgubre y lumiscente

Oscuridad estática y activa

Oscuridad difusa y circunscrita

Oscuridad transparente y opaca

Oscuridad tenue y densa

Oscuridad mayestática y humilde.


 OSCURIDAD (V)


Se encierra el día en la noche intempesta,
se encierra en su bruma y oscura negritud,
en su melancólica y fría quietud
en su silenciosa y seria respuesta


en su solemne y muy densa laxitud
en su todo, en su difusa plenitud
que lo reduce, lo apaga y lo resta


Así , la naturaleza lo presta
Al capricho del encanto nocturno
Acallando así su fulgor diurno.

Este artículo tiene © del autor.

909

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 15

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3354841 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 622 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0