Portada del sitio > LITERATURA > Literatura Juvenil > LEYENDAS DE ESLAVONIA
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

LEYENDAS DE ESLAVONIA

FRAGMENTO

Valentín Justel Tejedor

ESPAÑA



Tras la fratricida contienda, el silencio agónico, sepulcral y cinerario exitente en aquel declinado pradal, salpicado de cantales cubiertos de liento y verdino musgo, hacia estremecer hasta los abandonados y enhiestados varales y estandartes, cuyas telas, rasgadas por los cortantes filos de las espadas enemigas, ondeaban al caprichoso son del frío céfiro vesperal, que aventaba e impelía, inopinadamente sus hilachas y flecos binzados.

Desde las alturas, las aves de carroña vislumbraban el horror y la crudeza de la muerte. El propincuo bosque fuliginoso, lóbrego y espeso resultaba impenetrable.El viento que recorría su interior, parecía gemir y sollozar entre los lignarios troncales. Aquella susurrante composición evocaba los acordes del requiem de la cruenta destrucción. Pronto, comenzaron a retumbar acompasadamente los tambores de las hordas aliadas. Su caballería pesada irrumpió subitamente en el devastado campo de batalla, dando testimonio de la vil aniquilación.

Zlatka hija de la deidad Ostara, era una de las sacerdotisas que les acompañaba, la cual horrorizada por aquella visión de horror y muerte, decidió oficiar el sacrificio de la inmortalidad, consistente en mezclar la sangre de diez derrotados guerreros, en una vasija de cristal, e introducirla por las recias aberturas de uno de los robles cercanos, el cual, mostraba parte de sus raices entrelazadas en superficie. Instantes después, mientras cada uno de aquellos moribundos guerreros iba recobrando la vida, las radículas de aquel centenario árbol comenzaron a descomponerse hasta alcanzar la putrefacción. Al ver aquel ritual sagrado, el jefe de las hordas desde su montura exclamó: ¡Somos un ejercito de hombres inmortales e invencibles!. Zlatka la sacerdotisa se acercó al paladín, expresándole que el sacrificio no había finalizado, pues si aquellos hombres volvieran a caer en combate, se convertirían en seres de piernas y brazos rizomados y oblongos (…)

Este artículo tiene © del autor.

205

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 10

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3353035 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 665 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0