Portada del sitio > BIBLIOTECA VIRTUAL M.C.H. > El Santo Padre
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

El Santo Padre

Gustavo A. Vaca Narvaja

Argentina



Novela completa: a pie de página

..."La fiesta y la piedad alterna en el pagano abnegado. El culto es la fiesta de dioses complacidos. Dagoberto dibuja un final sin tener en cuenta hordas de mendigos implorando justicia para luego aplastarlos con la furia de su poder oculto. Cientos de víctimas con rictus de dolor; sangre en rostros; reclamos dispersos en polvorientos suelos de injusticia, abandonan luchas y reclamos. Acuden, también presurosos, los hombres que aconsejan, en momentos de tranquilidad, liberar impulsos de violencia. Y en momentos de violencia, el final; la brutal represión, sin importar cuántos caen. Sostiene Dagoberto que la paz se construye en el silencio; sin importar que sea silencio por temor o muerte: solo silencio. Después. Después no importa cuanto reclamo exista. Serán reclamos de pancartas, de hombres y mujeres, llevando el temor oculto bajo caretas y disfraces. Y todo termina en sus pesadillas. Escuadras de escudos afilados, machetes; palos encerados listos para el golpe, dejan desierta la calle. Sombra y columna desnuda, sin abrigo a quien hasta ese momento ose pedir justicia. Un cuadro de triunfal sumisión que hace siglo y medio vaticinó modelos represivos; representados por corceles lánguidos de costillas, secos, presurosos; llevando al dominado atravesado por una lanza y la espada sostenida por huesos articulados sin carne. Contagia. Levantan cientos de espadas de filoso acero con puntería ensangrentada a gargantas vacías. Avanza la miseria y el hambre. Pero la fe subsiste incólume. Dagoberto es quien ordena ese reino. En ese espectáculo dantesco, el placer se convierte en pasión, cuyos excesos condenan sabios y cristianos; pero no, Dagoberto, que los estimula e incentiva hasta el grado extremo de la lujuria. Y en ese estado de desvío encuentra a Cristina, en la mañana del domingo, ahorcada. Pendula en silencio. Un cuerpo inmóvil, frío, morado en su rostro, con una expresión de ausencia total e inocencia de intención. Una muerte inesperada, con un solo detalle presente: el meñique de la mano izquierda ausente, sumergido en un frasco de vidrio a sus pies. Flota en la pócima mágica, que utilizan para provocar el deseo; las reglas o la producción de esperma del hombre y también orina. Esa mañana, Dagoberto es presa por primera vez de una sensación extraña de pánico..."

Este artículo tiene © del autor.

349

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 12

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3313470 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 762 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0