Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > RELACIONES OBRERO PATRONALES
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

RELACIONES OBRERO PATRONALES

Ernesto Alvarado Reina

Honduras



               

Las diferencias o conflictos entre Patronos y Trabajadores tienen una moldura
especial dada la pretensión de lograr un entendimiento sin menoscabar los 
derechos y obligaciones de ambos.
El sometimiento de todas las personas a la regulación de su conducta externa por
medio de una cantidad de normas de indistinta cualidad, implica una forma de
coordinación y justicia.
 
El Código del Trabajo de Honduras y demás leyes de orden social que rigen los
planos de dependencia y subordinación a que están sometidos los trabajadores y
los patronos, se inspiran en la orientación democrática, concordia, comprensión
y bienestar general, como factores elementales de la producción nacional.
La política de lograr una mentalidad diferente entre los patronos y los
obreros, contribuye, desde luego, a que los trabajadores reciban de manera
casi inmediata sus prestaciones laborales y el restante de sus derechos
sociales que legalmente les corresponden, y por otro lado, el derecho colectivo
extiende a fijar las bases plurales e ideológicas de las condiciones de
trabajo que demuestran el interés que el Gobierno quiere llevar adelante, con
la debida coordinación y justicia, dentro del cumplimiento del trinomio
siguiente:
 
a) Entendimiento;
b) Desarrollo Económico; y
c) Progreso general. 
Las avenidas de perfeccionamiento marcan un esplendor único desde un punto de
vista simple y frecuente. La transformación social circula en una relación de
independencia sin privilegios o perjuicios en el mejoramiento del nivel de vida
de las clases populares.
Por tal consideración, merece una vital importancia la contratación colectiva y
se justifica no solo por la cantidad de empresas y de trabajadores que directa
o indirectamente son favorecidos, sino que también, por las repercusiones que
experimenta la situación financiera del país.
 
En el mantenimiento de las relaciones laborales debe privar siempre mutuo
respeto y espíritu de hermandad, interviniendo como causa eficiente la Acción 
Gubernamental que aplaca el juego de probables conflictos o discusiones sin
sentido que se suscitan entre la fracción patronal y el sector obrero. La
responsabilidad de los Funcionarios y Empleados Públicos en los organismos
Administrativo Laborales, alcanza sus objetivos fundamentales e imparcialidad,
dentro del igual camino por resolver en base a la ley y los principios en que la
misma se inspira, solucionando los problemas que suceden entre ambas fracciones,
en base a condiciones justas de trabajo frente a la probable o mal entendida
superioridad económica del empleador o bien, la mal entendida ambición del
trabajador que en cierta forma desconoce o ignora los postulados esenciales del
derecho laboral moderno, sin apartar la conciliación que es ángulo abierto de
las buenas relaciones laborales. 
 
En esta complicada ruta, el avance de un Gobierno, tiene que presentar
variadas opciones, venciendo desiguales dificultades. Asimismo, los
instrumentos o mecanismos de control y atención de los fondos monetarios del
Estado, hay que utilizarlos correctamente y tienen que ser efectuados con
implacable aptitud o estricta ingerencia, con la finalidad de evitar la
corrupción, y en consecuencia, sancionar a los culpables, cómplices o
encubridores, adquiriendo un compromiso fervoroso y tomando conciencia para
combatir el desequilibro existente. 
 
Hay que combinar el adiestramiento práctico con la instrucción técnica 
mediante programas de desarrollo, nivelación y pericia, justificable con el
devenir o verificación del tiempo. 
 
Las Entidades Sindicales deben ejercen su actividad con plena libertad en
cuanto así lo determine cualquier Administración. El derecho de Asociación
Profesional garantiza la comprensión entre el capital y el trabajo, con una
madurez que se refleja y reafirma mediante el convencimiento de que la Clase
Trabajadora y Patronal asumen el alcance y responsabilidad de sus facultades y
deberes en un trayecto de beneficio colectivo. 
 
En definitiva, este impulso y cambio compartido mediante un manejo proporcionado
de las relaciones obrero patronales, dispuesto en un plano de justicia, equidad
y armonía, se demuestra con asistencia técnica, un impulso satisfactorio que
constituye un verdadero aporte a la economía nacional, superando las esperanzas
deseadas en el camino del desenvolvimiento sostenido y anhelado por el pueblo.
Un rotundo rechazo a los abusos y lesiones cometidas en ciertos espacios
nacionales por el deseo de obtener servicios convenientes bien pagados para los
trabajadores y una equitativa utilidad en las inversiones.
 
Correo Electronico: ernestoalvaradoreina@hotmail.com
 

Este artículo tiene © del autor.

8539

Comentar este artículo

   © 2003- 2014 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 20

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 2629215 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 900 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0