Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > TODA LA MIERDA ES MARRÓN
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

TODA LA MIERDA ES MARRÓN

Meria Albari (Antonio Tortosa Sánchez)

ESPAÑA



Uno tiene la costumbre, buena o mala, de iniciar el día oyendo las noticias de las siete de la mañana. Esto cumple dos funciones: la primera, terminar de despertarme al escuchar algunas barbaridad; la segunda, la información o desinformación- según se mire- por si misma.
Los últimos días la noticia principal, la reina, era el espectáculo bochornoso que estaba dando el gobierno “tripartito” de Cataluña y su oposición. No soy tan radical , ni tengo tan mala baba, como para pensar que todos tengan la misma catadura ética y moral, del consejero de Ezquerra Republicana cuyo nombre no quiero acordarme y prefiero olvidar,-quien tenga esa curiosidad que lo busque en las hemerotecas que para eso están-; habrá, tiene que haberlos, incluso dentro de su mismo partido separatista, quienes obren y actúen con toda honestidad siendo respetuosos con la ideas de los demás y no necesitando del insulto, de las verdades a medias o del engaño para defender sus ideas. Mi más sincero aplauso para ellos, tengan la ideología que tengan.
La democracia se basa en la libertad y, por ende, en el respeto; cuando este derecho se utiliza malamente es cuando uno tiene que soportar esos tristes espectáculos a los que nos tienen acostumbrados nuestros políticos.
Pero en estos últimos días, la corte de los mitrados, poseedores de la verdad absoluta, nos ha deleitado, una vez más, con sus palabras llenas de sensatez, templanza y sabiduría.
Yo no me había dado cuenta -soy una persona sumamente despistada- que la maldita ola de violencia doméstica y de género que azota a nuestro país era debido, ni más ni menos, que a la liberación sexual de los jóvenes y al colectivo homosexual. ¡Qué descubrimiento! ¿Cómo es que no me había dado cuenta? Luego me tranquilicé diciéndome: Calma, calma, no te das cuenta que este conocimiento tan profundo, tan sólido, solamente puede estar al alcance de las cabezas mitradas. Tú, ¡pobre infeliz!, no puedes llegar a esas conclusiones tan complejas.
Tenéis que perdonarme mi sarcasmo pero es la única manera que tengo de contener mi ira, mi rabia y mi profundo, inmensamente profundo desprecio. Si antes no creía en esa jerarquía, después de estas declaraciones, ya ni me molesto en cuestionarme si podría estar equivocado con mi incredulidad.
Vergonzosas han sido estas declaraciones pero las realizadas después, no por humildad, esto es algo que desconocen, sino obligados por el clamor popular, reconociendo su equivocación, han sido patéticas.
Amigas mías, cuando vuestras parejas os maltraten, física, psicológicamente o ambas cosas, seguir sufriendo con paciencia, no es culpa de ellos que son unos ángeles incomprendidos. Son los malos ejemplos de los jóvenes y de algún vecino homosexual.
En fin, si no cuento mi indignación reviento, y para terminar como decía Alvaro de la Iglesia: “Toda la mierda es marrón”.

Meria Albari

P.-S.

Y alguna vez, incluso, es negra...

Denis Roland

Este artículo tiene © del autor.

1331

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 14

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3315576 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 761 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0