Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > CARTA DESDE ALLÍ
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

CARTA DESDE ALLÍ

En recuerdo a las víctimas del 11 de Marzo, en Madrid.

Meria Albari (Antonio Tortosa Sánchez)

España



                            A  11 de marzo del 2004

Queridos  todos:

Os escribo desde mi segundo sin terminar, lleno de confusión pero con un  amor infinito.

Sean  mis primeras palabras para tranquilizaros y deciros que si mi móvil os da un mensaje de no estar operativo, no estar conectado o simplemente se agota el tiempo de llamada es que aunque oigo con toda claridad no puedo cogerlo por encontrarme en otra dimensión. Escucho vuestras palabras, noto vuestra emoción, percibo vuestro miedo. ¡Tranquilos! ¡Estoy bien! ; algo distinto, mas liviano, mas libre, pero bien.

Quisiera que no lloraseis, no cambiarais vuestras costumbres, que todo siga igual. Que me recordarais, como yo os siento a vosotros, con mi mejor sonrisa y mi flequillo punta arriba -se que a papá no le gustaba, era una de nuestras pequeñas diferencias-.¡ Guardad las lágrimas!

Mamá, ya no tendrás que preocuparte por lo que como en el comedor de la universidad, o en la cafetería, ni cuando me retrase por la noche. Por cierto, no le des a mi hermano ese batido tan energético, que te recomendaron, a mi no me gustaba y a él, aunque no diga nada, tampoco.

Papá, lo siento, me hubiera gustado terminar la carrera; se las horas que has tenido que estar en el taxi para que yo pudiera ser universitario. También sé, lo habíamos hablado muchas veces viendo el fútbol los domingos en casa, que esperabas a  que yo empezara a trabajar y te ayudara con los estudios de mi hermano. Es mejor estudiante que yo y seguro que conseguirá una beca. Papá, tienes que prometerme que verás, como habíamos planeado, el final de la Copa y, si ganamos, lo celebraras por todo lo alto.¡Lo prometiste!

Querido Carlos, sé que no entiendes lo que está pasando. Es difícil de entender. No hay una explicación lógica. No hay ninguna explicación. Oirás y verás muchas cosas, no te las creas todas. Pues algunas intentaran dulcificar la realidad y otras estarán hechas desde la rabia. Saca tus propias conclusiones pero no te comas demasiado el coco. Tampoco agobies a papá o a mamá con preguntas. ¡Quiéreles mucho!
Sé que vas a echar de menos nuestras conversaciones íntimas; cuando hablamos sobre las chicas, sobre los granitos que te estaban saliendo en la cara, las erecciones que tenías algunas noches. Mira, enano, esas cosas se las puedes seguir preguntando a papá. El mejor día es el domingo por la mañana cuando va a comprar churros para el desayuno. Levántate un poco antes y lo acompañas, siempre se para a tomar un café, cuando regresa, y es el momento oportuno.

Si te encuentras muy “chungo”, ya sabes a donde esta nuestra estrella: mirando por nuestra ventana, la sexta a la izquierda. Cuida  de mis Cds, de  mi guitarra  -últimamente la estabas tocando muy bien- , te hará buena compañía. Estudia, pero no olvides el Baloncesto.

No os olvidéis de mi cumpleaños, aunque aquí no pasa el tiempo, tenemos la edad de nuestro último segundo. Todos somos iguales, no hay color, ni religión, ni partidos políticos... somos felices y los somos más cuando os recordamos, por eso es importante, muy importante, que los recuerdos sean placenteros.

Os llevo a todos en mi corazón; ¡ese ha quedado intacto!

Con todo mi amor.

Este artículo tiene © del autor.

950

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 20

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3333127 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 609 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0