Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > En nombre del Dios clemente y misericordioso
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

En nombre del Dios clemente y misericordioso

Meria Albari (Antonio Tortosa Sánchez)

España



Acabo de leer que hay indicios de agua salada en Marte. La noticia es de una gran importancia tanto para el mundo de la ciencia como para la humanidad. En el primer caso supone que toda la cuantiosa fortuna que se ha gastado en el proyecto, ha merecido la pena y, como ocurrió en otras líneas de investigación espacial, abrirá las puertas para el desarrollo de aparatos, de nuevas técnicas, que se podrán aplicar en distintos campos tanto de la medicina como de la industria. Tenemos el ejemplo de los ecógrafos, microondas, scanner, motores etc. En el segundo caso puede suponer un paso de gigante para futuras colonias terrestres cuando este planeta nuestro lo hagamos inhabitable.

Esto hace suponer que el dinero que las Grandes Potencias, de la vieja y nueva Europa, el Fondo Monetario Internacional, los países Productores de Petróleo, la Gran Industria Farmacéutica, la Industria Pesada, las Multinacionales, etc., ha sido bien administrado, bien gastado y con una más que buena rentabilidad. Mis más sinceras felicitaciones a tan honestos y eficaces gestores porque ese dinero, tan bien gastado, ha salido directa o indirectamente, en mayor o menor cuantía, de nuestros bolsillos.

En el mismo periódico, casi a escondidas, posiblemente para no desentonar, leo, con el mismo asombro, pero, esta vez, lleno de estupor que el Tribunal Supremo de Nigeria ha ratificado la sentencia de muerte, por lapidación, de Amina.

Una Amina juzgada y condenada por aquellos que a puertas cerradas, y no tan cerradas, se permiten el lujo de violar a niñas/os nubiles; que hacen la vista gorda ante el tráfico de esclavos; que son maestros en la corrupción, ladrones y traficantes de armas. Eso si, luciendo, muchas veces, algún titulo universitario obtenido en alguna universidad de prestigio europea o americana.

Uno que tiene unas cortas, cortísimas, entendederas piensa- si es que no es pecado, ni ofende a nadie- que una vida en la Tierra vale, tanto o más, como la posibilidad de vida, pasada o futura, en Marte.

Pienso- sigo pidiendo humildemente perdón por ello- que si no hay algún sesudo Don Importante (político, científico, religioso o economista) que se haya dado cuenta de esta aberración; que tenga la vergüenza de utilizar su PODER para evitar esta infamia; que no haya ningún gobierno que tenga la valentía de llamar a su embajador a consulta; que se sigan concediendo créditos internacionales; que...

Mi rabia contenida es infinita por esta Amina nigerina y por tantas “Aminas” repartidas por todos los rincones de este planeta.; por esos niños/as de la calle, niños soldados, niños/as explotados en la industria sumergida, en la industria del sexo.

En nombre del Dios clemente y misericordioso yo os maldigo: ¡Malditos seáis en esta vida, en todas las vidas, vosotros y vuestra descendencia!

Este artículo tiene © del autor.

917

Comentar este artículo

   © 2003- 2017 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 6

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3435970 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 529 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0