Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > GINEBRA NO SÓLO ES UNA BEBIDA
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

GINEBRA NO SÓLO ES UNA BEBIDA

Meria Albari (Antonio Tortosa Sánchez)

España



Los domingos por la mañana tengo la costumbre de levantarme temprano, salir a comprar los periódicos y, mientras les echo un vistazo, tomar un café negro con churros. A veces me suele acompañar mi hija, otras mi mujer, o las dos.
Cuando esto último ocurre son momentos muy gratos pues al regusto de un desayuno servido, sin prisas, una charla distendida, se agrega el orgullo de estar acompañado por dos mujeres encantadoras y bellas. Sí, se me cae la baba cuando hablo de ellas y no tengo ningún pudor en reconocerlo.

Esta mañana prometía ser una de ellas. La temperatura era más que agradable, el cielo de un añil lujurioso. Se notaba la primavera por todos los lados. Todo era perfecto hasta que desdoblé los periódicos (uno local y otro nacional). La noticia, en ambos, era la misma: el Secretario de Estado Norteamericáno admitiendo las torturas en Irak.

Verdaderamente estamos viviendo unos tiempos de locura; yo no sé si es que se está perdiendo el sentido de la realidad, los valores naturales, la ética... o es que estamos llegando a un estado de anestesia moral en que todo esta permitido.

Lo que más me indignó, amén de la noticia"per se", fue el comprobar que el Sr. Secretario no le extrañaba el asunto; admitía que tenía conocimiento de los hechos e incluso de las fotografías, desde hacía meses pero que "no los había considerado tan graves"; advertía, además, que se harían, en los días próximos, públicas algunas fotos y algunos vídeos más. Sí, pedía discullpas,¡menos mal!; decía, además, que se investigaría y que los responsables serían castigados, pues...¡qúe bien!
Las declaraciones posteriores de su "jefe", mejor no comentarlas.

La Cruz Roja Internacional ya había advertido de estas atrocidadades hacía más de un año.

Siguiendo con el artículio se podía leer: que "los métodos denunciados, psíquicos y físicos, están prohibidos en las cárceles americánas". Que había habido una comisión para determinar "hasta dónde se podía llegar en los interrogatorios". "Que lo que se pretendía era ablandar a los presos"...

¿Cómo alguien, con un mínimo de dignidad y decencia, se puede poner a precisar el límite al que se puede llegar en un interrogatorio para que no sea considerado tortura? ¿Es que existe ese límite? ¿Cómo prácticas y métodos, que la legislación prohibe en Norteamérica, dejan de ser punibles en otro país y con otras personas? ¿A dónde se deja la convención de Ginebra sobre los prisioneros de guerra?

Posiblemente todo esto no le sirva a ese valedor de la moralidad mundial, el Sr. Bush( ser presidente me obliga al tratamiento) ya que no me extrañaría que confundiese la ciudad de Ginebra, y al tratado a que hace referencia, con una bebida alcohólica.

Este artículo tiene © del autor.

1063

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 13

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3385821 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 504 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0