Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > LAS PERSONAS MAYORES
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

LAS PERSONAS MAYORES

Encarnación Hernández Torregrosa

España



 Pablo Picasso dice al respecto: “Cuando alguien me dice que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida”

 En esta cita podemos encontrar una realidad con la que nos topamos cada día, los mayores se esfuerzan en ocupar un papel importante dentro de la sociedad, en cambio ¿la sociedad los acepta?. En concreto y en numerosas ciudades, en los últimos años hemos asistido a un aumento del censo. Pero hemos de tener en cuenta que al menos un cuarto de la población que en la actualidad reside en nuestro entorno, son personas de más de 60 años, entre los que se cuentan familias cuyo origen se pierde en el tiempo, junto aquellos procedentes de distintas regiones de España y -en gran número- de países extranjeros.
Ya en 1990 las Naciones Unidas instituyeron un día como medio de concienciación hacía la población, sobre los problemas y necesidades de las personas de más edad. Si tenemos en cuenta que es la misma sociedad la que pasa por alto, o intenta alejarse de cuanto tiene que ver con la vejez, deberíamos tener presente la población activa, que el envejecimiento de un país, es consecuencia del progreso y nunca debería presentarse como una carga o problema.

 Para ello los avances en la ciencia, el desarrollo económico y cultural contribuyen a que la vejez sea cada vez más, una etapa plena como cualquier otra. El envejecimiento ante todo supone el haber sobrevivido a numerosos conflictos y problemas, por lo tanto, es lógico sentir orgullo y satisfacción por llegar hasta ahí. Al mismo tiempo no es justo que por intereses partidistas, nadie fomente los temores o sobresaltos referentes a la perdida parcial de los derechos adquiridos por ley: Pensiones, atención sanitaria, ayudas y subvenciones.
Después de los años vividos, los mayores, se merecen vivir sin preocupaciones. Y si nos referimos a la calidad de vida, la sociedad española de Geriatría y Gerontología nos advierte que la atención geriátrica es un derecho al que aún, hoy en día, no tienen acceso la mayoría de los ancianos. Disminuir el sufrimiento y aumentar la calidad de vida de nuestros mayores es la meta a alcanzar. Por ello cuando la situación de dependencia se produce, es necesario ayudar a las familias en los cuidados, potenciando la ayuda a domiciliaría y en los casos que se requiera, el internamiento temporal o definitivo en los establecimientos donde se garantice una máxima calidad del servicio.

No olvidemos que la juventud es una enfermedad pasajera que se cura con la vejez.

Encarna Hernández Torregrosa

Este artículo tiene © del autor.

429

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 6

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3354413 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 632 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0