Portada del sitio > LITERATURA > Poesía > Fénix
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Fénix

Marie Rojas Tamayo

Cuba



Ardo en oscura llamarada,

Sólo los eternos conocemos del fuego negro

Que devora las entrañas de la tierra.

 

Renazco, vivo mi ocaso, muero...

En este existir interminable

Atravesando eras,

Sin envejecer,

Eternamente renovado.

 

He vivido tanto, tanto he vivido:

Tempestades y calmas,

Maremotos, playas idílicas,

Muerte de doncellas, presagios,

Batallas injustas, cantares, poemas,

Torturas, caricias, eclipses,

Celebraciones, duelos, llantos,

Adioses, retornos, risas,

Amores y olvidos.

 

Con el ir y venir del equinoccio

Continúan naciendo reyes, reinas,

Putas y mendigos,

Que al morir vuelven a la tierra

Siendo simple abono

De flores futuras.

 
Mientras yo permanezco
Inflexible, invariable,

Armonioso, perfecto, sin mácula,

Esperando ese día

En que alguien, por azar,

Disperse de un soplo mis cenizas al viento

Y éste las lleve tan lejos

Una de otra, tan distantes

Como estrellas,

Para que nunca más puedan reunirse.

 

He visto tanto, tanto he visto,

Que he aprendido

Que no vale la pena

Vivir para siempre.

Este artículo tiene © del autor.

571

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 37

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3316932 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 764 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0