VENEZUELA

 

 



EDITO


 


LOS ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS


 


El país portátil de Adriano.
(16836 visitas)

Rotación y traslación
(8855 visitas)

Literatura de los indios Guarao (Venezuela)
(6586 visitas)

El juego
(3588 visitas)

Concursos Anuales 2003 de Proyecto Expresiones
(2934 visitas)


 


EN LA RED


 

BIBLIOTECA VIRTUAL M.C.H.

• Biblioteca Ayacucho Digital


EDITORAS / EDITORIALES

• Editorial Ala de Cuervo
• Grupo Santillana : Venezuela


RADIO Y TV

• El Nacional.com
• El Universal
• NoticieroDigital.com
• Últimas Noticias
• TeleSur


TRIBUNA LIBRE

• Primero lo nuestro - Radio
• No más Escuela de Asesinos / SOA (...)



ÚLTIMAS PUBLICACIONES


 

Locura
  por Rubén Patrizi - 14/03/2006
  Cuando el fuego queda sin llama en la desesperación del olvido

El maullido
  por Rubén Patrizi - 19/02/2006
  El maullido Un ligero sonido llamó la atención del intendente, era imperceptible, casi inaudible, pero el intendente, se jactaba de tener una sensibilidad extrema en su oídos, decía que podía oír el murmullo del viento antes de que llegara a mover las hojas de los árboles cuando estaba en el parque, a veces exageraba. Él todas las mañanas daba un recorrido por las instalaciones de las edificación, observando como siempre la estructura, el alumbrado, grietas y frisos. Estaba pendiente porque fue (...)

Burbujas
  por Rubén Patrizi - 1ro/02/2006
  Burbujas De varios tamaños vienen con el viento. Son burbujas que brotan intensamente, incesantes, cuya efímera vida de alegría y color cesa en un instante, al descender y estallar, desapareciendo la ilusión. Se visten de verde, de rosa, de naranjas, de violetas, capricho de luz, otras cambian de color cuando se acercan a mí, de azules a verdes, de verdes a azules, de violetas a verdes, son un arco iris de luz, reflejo irisdentes de luz como las de los cristales. La brisa bailotea a las (...)

Recién . Una nueva vida.
  por Rubén Patrizi - 30/01/2006
  Recién . Una nueva vida. Despiertas, estas amodorrada, con un semblante de cansancio, con un semblante. de haber pasado unas horas de lucha, peleando en la lid continua de dar vida. Tratas de arrellanarte en el colchón duro de la cama del hospital. En tu mano, unas gasas y una fina manguera, que se va elevando como una enredadera hacia un envase que la espera goteante en un vaivén monótono y persistente De tu nariz, brota otra manguera se desliza por las sábanas y se va perdiendo en los (...)

Celebrando el final
  por Rubén Patrizi - 24/01/2006
  Celebrando el final Gran algarabía, los toques de trompetas y de campanas avisan a la población. Inventaron el carnaval. Fiesta, lanzaron cohetes y fuegos artificiales, se repartía en las calles, pan y licor. Se bailaba, las mujeres vestían sus mejores galas, besaban a los hombres con efusión y alegría. Todo era danza y euforia Afuera el prado vacío y hacia el horizonte se veía la pampa libre, desocupada. El sol y la brisa levantan remolinillos, que traviesos, cruzan zigzagueantes la vasta (...)

Antes y después de la libertad
  por Rubén Patrizi - 4/01/2006
  Antes y después de la libertad Llora el niño con lágrimas que le deshacen la ilusión de vivir. Lagrimas que van lavando en su paso a los labios, la sonrisa infantil Lagrimas con sabor de sal y vinagre, amargas Lagrimas que le cierran la innata alegría y en sus ojos dulces de niño, se graban imágenes para toda su vida. Ve a su madre partir, que a la fuerza se lo arrancan, le abandona, ve a su padre llorar con los ojos cerrados, ve las cicatrices que le doman el espíritu. El látigo cubre la (...)

A la deriva
  por Rubén Patrizi - 17/12/2005
  A la deriva. Los gritos de la mujer se expandían hasta más allá del horizonte. Ensordecían los tímpanos de todos los pasajeros del barco, e intranquilizaban a los hombres que inmediatamente se asomaban a ver lo que sucedía. Desde proa a popa se sentían los chillidos de la mujer y eran más violentos en cuanto ella sufría un nuevo espasmo. El dolor era señal que algo estaba funcionando mal. Varias mujeres estaban a su lado. El sudor corría por su frente, sin embargo sus labios estaban (...)

Un examén que non falta
  por Rubén Patrizi - 13/12/2005
  Un examen que no falta Teatro. Un solo acto. En el ambiente de una habitación dormitorio, La puerta del baño abierta la cama sin arreglar, sabanas despertigadas, la luz del amanecer entra por la ventana y una pareja compuesta de hombre y mujer conversan. Ella cuarentona y el cincuentón largo. Y una voz que se escucha telefónicamente. Ella__¡Él dice que se vaya para el coño!... ¡Que no se va a hacer nada!. ¡Que no lo llame más! Voz__Digale que es muy importante, ya que en ello va su vida, o (...)

Monicongo
  por Rubén Patrizi - 6/12/2005
  Monicongo El sudor rodaba por el cuerpo, y empapaba nuestras ropas, se metía entre los ojos, inundaba la frente y nos mojábamos entre ese calor abrasador. Parecía que estuviésemos bajo una ducha. Caminar entre el monte, sintiendo las espinas de los arbustos que nos rozan y se adhieren a los vestidos y arañan los brazos, arbustos que hacen una pared inexpugnable y a los que hay que rodear. Arbustos que forman raíces que nos hacen tropezar a cada paso, lianas rastreras que pareciera que se ataran (...)

Jacinta, Oscar, Roque
  por Rubén Patrizi - 21/11/2005
  Jacinta Oscar Roque Se oyen tres disparos, o cinco, o varios. Ya es costumbre oír los tiros. Se ha hecho cotidiano acá en el barrio y cuando no son los muchachos con sus fuegos artificiales; que en estos tiempos están de moda con eso de los bin laden, que explotan haciendo un ruido extra fuerte, son los policías que junto a los malandros, tienden en hacer batallas campales, en las cuales siempre mueren personas que quedan tendidas en el piso, mirando hacia el cielo con un orificio de bala. (...)

El juego
  por Rubén Patrizi - 8/11/2005
  El juego Coleo. __Pido limpio__.Todos los niños se miraron. La sonrisa irónica da paso a ceños fruncidos . La incertidumbre y el abuso del jugador, enseria los rostros de los niños que observan el juego. __Pido limpio__Continua. Siempre se adelanta, cae con su canica en el hoyito hecho en la tierra, pasa la palma de su mano y comenta. __Esa metra es mía. La saca del hoyito, toma otra metra en sus dedos, hace un voleo y le pega a otra , con un tiro certero y limpio casi sin apuntar, con una (...)

Caballito
  por Rubén Patrizi - 4/11/2005
  Caballito Tengo un perro. Bueno, es una perrita y es muy linda, tiene unas orejas larguísimas, casi las arrastra al caminar, y cuando come se le meten en el plato. En estos momentos está amamantando unos cachorritos, éstos tienen pocos días de nacidos y son tricoloreados, pardos de dos tonos, uno mas claro que otro y las orejas son blancas y tan largas como las de su madre, son cinco en total y solo saben comer y dormir. También tengo un gato, me lo regalaron cuando él y yo éramos muy (...)

Perico
  por Rubén Patrizi - 28/10/2005
  Perico Después de tomarse unos tragos, sale del bar, prometiendo volver a las mujeres que lo acompañan entre risas, abrazos, y besos. Perico era vendedor, y uno muy bueno. Su especialidad era venderles mercancía a las mujeres, en los bares y en los burdeles. Vendía por cuotas semanales, iba a los negocios del centro, y a la zona roja. Tenía muchas clientes y casi todo lo que llevaba era vendido con jugosas ganancias para él. Con su parsimonia, su voz, sus ademanes correctos de gran vendedor (...)

Cometa
  por Rubén Patrizi - 25/10/2005
  Poesía

Ok
  por Rubén Patrizi - 5/10/2005
  Todo el día, él tenía el celular.En el desayuno, llegaba primero que los platos de comida, en el almuerzo y cena era igual.No descansaba , ni por un instante, dale que dale a las teclas, que ya las tenía medio borrosas, de tanto manosearlas.Ya todos nos acostumbramos a su presencia, a los pitidos incesantes. Los unos salidos de quien sabe donde y los otros, timbres interminables que sonaban por doquier.Cuando nos encontrábamos bajo los embrujos de Morfeo, el sonido del timbre nos hacía dar un (...)

La buseta
  por Rubén Patrizi - 27/09/2005
  La buseta Bomberos y paramédicos no se daban abasto para socorrer a los innumerables heridos........ El bus sin control va zigzagueando por la autopista y choca con una gran camión estacionado en el hombrillo, se vuelca y sigue deslizándose con la inercia unos cuantos metros más, deteniéndose al llegar junto a una arboleda en la orilla. Quedaron en la vía miles de partículas de vidrio relucientes como el granizo, esparcidas por todos los canales llenándolos en su totalidad. Las personas (...)

Un toque de locura
  por Rubén Patrizi - 24/09/2005
  Un toque de locura Va caminando, lleva un buen paso, muestra las pantorrillas esmirriadas largas y flacas, falta de carne. Cubriendo el cuerpo lleva una bata gris, está curtida y arrugada,manchada de grasa y sucia de tierra. Porta amarrada sobre el brazo,una mochila, dentro de una bolsa que parece llevar una muda de ropa,que se deja ver curtida igual a la que lleva. Su andar en con un vaivén hacia los lados, como de borracho, como de barca que se bambolea con la marea. Mueve muchos los (...)

Dos lágrimas y una sonrisa
  por Rubén Patrizi - 24/09/2005
  Dos lágrimas y una sonrisa El lazarillo. “Amigo mío. Cuéntame. Cuéntame, mi querido acompañante de años y costumbre, de infortunios y alegrías. Mi fiel compañero que me ayuda a amortiguar la oscuridad y las tinieblas. Cuéntame. ¿Cómo y qué es el color?. Yo en mi oscuridad, percibo; lo duro, lo suave, lo blando, lo terso, lo áspero, lo abrasivo. Son sensaciones que poseo desde niño y logro sentirlas ampliamente. Siento el filo del cuchillo, lo cortante, lo romo, lo plano, lo redondo, la forma, el objeto, (...)

Manos
  por Rubén Patrizi - 21/09/2005
  Manos Entre troqueles y prensas las manos dibujan y crean con el empuje de máquinas la figura, que va naciendo del empeño, del sudor y de su sangre. Tuercas, tornillos palancas, forjando mundo, añadiendo, quitando, soldando, lijando. Manos callosas que con cincel y martillo, construyen y destruyen, labran y extraen, esculpen y parten la quimera en la piedra donde brilla el oro con afán de riqueza fácil. Manos que tejen, que siembran el árbol y aran la tierra, hendiendo en los surcos la (...)

Escondidos
  por Rubén Patrizi - 14/09/2005
  Escondidos El los busca afanosamente, sudoroso, con ansia de encontrarlos, con curiosidad de rendijas, para salir del atolladero de su incertidumbre. Si. De su incertidumbre, su situación; buscar y no encontrar y llegar al anhelo que se va transformando en desespero. Y sentir un latir que golpea el corazón y las sienes. En su pecho y en su frente hay un frenesí de vida. Esta atento de saltar y en ese brinco, llegar desesperado hasta la meta. Escondidos los ven pasar. Ven como se asoma (...)

0 | 20 | 40

 


EDITORAS


 

 

 

 

 


   © 2003- 2020 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visiteurs connectés : 4

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3841320 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 360 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0